Arte, General, Vida Galáctica — 21 enero, 2008 at 11:17 am

Se termina de rodar una película mejicana sobre profecías mayas y ETs

by

Profecías Mayas y platillos voladores, en el nuevo filme de Angel Mario Huerta

Monterrey, México, 31 dic (Apro).- Profecías mayas del rey Pakal,
platillos voladores, misticismo, arqueólogos en acción, cazadores de
ovnis y muchos efectos especiales son los ingredientes del filme Seres:
Génesis, del director regiomontano Ángel Mario Huerta, que terminó de
rodarse el pasado 23 de diciembre.

Con una inversión de dos millones de dólares y un reporte encabezado por
Gonzalo Vega, Manuel Balbi, Alejandra Barros, Arturo Delgado, Liz
Gallardo, Humberto Busto, entre otros, el filme se rodó en locaciones de
Monterrey, con una tecnología única en Latinoamérica -una cámara Red One
con alta resolución-, que apenas comienza a ser explorada para las
grandes producciones de Hollywood.

Programada para su estreno en septiembre de 2008, la cinta escrita,
producida y dirigida por Ángel Mario Huerta, está basada en profecías
mayas que contiene elementos extraterrestres, mezclados con misticismo,
mucha acción y efectos especiales para aportar una magia visual sin
precedentes en el mercado nacional, señala, en entrevista, el
realizador.

Aunque el director es reticente para abundar sobre la trama, revela que
un grupo de científicos, liderados por Gonzalo Vega, van al encuentro de
ovnis.

El costo del filme –2 millones de dólares– se financió con el apoyo
del estímulo fiscal del artículo 226 de la Ley del Impuesto Sobre la
Renta.

La cinta forma parte de un ambicioso proyecto dividido en tres etapas:
Seres: Génesis, que se presentará como película; luego una serie para
televisión titulada Seres: Evolución, que constará de seis capítulos; y,
por último, el largometraje Seres: Extinción, que concluirá la zaga.

«Esta es una historia grande que va en tres etapas. Todo esto se trata
sobre una empresa mexicana que se llama Owal Tech, que desarrolla
tecnología nueva y patentes, que tiene una división especial que se
dedica a estudiar lo paranormal, y las investigaciones los llevan a
desentrañar una serie de profecías mayas que dejó el rey Pakal en su
tiempo y que se relacionan con lo que ocurrirá en el 2012», explica
Huerta.

La acción se desarrolla en México pero no se especifica en qué ciudad.
El rodaje se hizo en locaciones de Monterrey, pero lo que ahí ocurre
puede pasar en cualquier ciudad de América Latina. El universo inventado
ayuda a cualquier público a identificarse con la historia.

«Este es un universo creado, pero al mismo tiempo no lo es, porque
tomamos varios elementos de la realidad que son, por ejemplo la tumba
del rey Pakal que sí tenía las 7 profecías mayas y se habla de que en el
2012 va a venir un cambio, pero hay muchos elementos que le agregamos
nosotros y como relacionar lo que va a ocurrir con los ovnis», abunda.

Para el realizador, Seres: Génesis aportará al cine mexicano una
variedad temática y el empleo de una tecnología nueva en la industria
nacional. Las propuestas recientes abordan problemáticas sociales,
propuestas de denuncia, reflexivas, algunas pesimistas. Pero esta es una
invitación a ver cine de entretenimiento de buen nivel.

«No se ha visto antes en el cine mexicano algo como esto. No quiero
decir que sea mejor o peor que lo que hay, sino que no hay un
antecedente. Es cine comercial buscando que guste, es un cine enfocado
cien por ciento a la gente. Actualmente hay mucha crítica social en el
cine mexicano, se centran mucho en la queja. Todas van en un mismo
corte, pero esto es diferente».

A partir del año que viene la producción comenzará a dar a conocer
anuncios promocionales, adelantos, y notas relacionadas con la historia
para calentar su estreno.

Cuando salga, agrega, Monterrey «levantará la mano ante el mundo» para
decir que no todos los acontecimientos relacionados con extraterrestres
y catástrofes ocurren en Nueva York, como lo dicta la costumbre del
egocéntrico cine norteamericano.

También para mostrarle a México que esta ciudad tiene infraestructura
para filmar películas.

«Queremos mantener todo esto en secreto hasta que salga. La gente puede
esperar acción, aventura, arqueólogos haciendo su chamba, un ufólogo
cazando ovnis. Nuestra intención al hacerlo acá no es poner a Monterrey
con escenas del Cerro de la Silla, para que se sepa dónde se hizo».

«Queremos hacer esto genérico para que la gente se dé cuenta de que
Monterrey tiene ciudad, bosque, desierto, agua, tiene todo. Yo le
calculo que en cinco años se va a descentralizar el cine y se va a venir
a Monterrey», augura.

En el 2000 Huerta Cantú filmó Inspiración, una comedia romántica con
Arath de la Torre y Barbara Mori. Fue la primera de una serie de
películas que se hicieron en Monterrey con un auge que perdura hasta
ahora. Por esa cinta que tuvo una buena acogida en cartelera, hay
quienes llaman a Ángel Mario el padre del nuevo cine regiomontano.

Ahora, años después, se siente un cineasta más hecho. Durante el rodaje
de Inspiración guardaba dudas sobre sus decisiones. Pero en esta ocasión
hizo una película a su entero gusto.

«Hubo una gran diferencia. Cuando hice Inspiración tenía 21 años. Estuve
con pincitas haciendo todo, pensando si estaba bien o no y me limité en
mi creatividad como creador tratando de no regarla, porque era mi primer
trabajo.

«Pero lo que hice ahora fue sacar de mi camino a cualquier persona que
pusiera en riesgo mi intención. Lo que hice fue jugar con la película,
puse la cámara donde se me antojó y a la hora que se me antojó. No
recurrí a nadie para que me ayudara con diálogos.

«Es una obra que hice totalmente mía con ayuda de nadie en la dirección.
Quise jugar con lo que quise. Me sentí libre de hacer lo que se me
antojó», afirma.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin