Economía, General — 5 febrero, 2008 at 3:06 pm

Japón y China lideran la huida del dólar

by

(He dejado en «cuarentena» la noticia sobre el anuncio de NESARA porque he visto algo que no me encajaba y me hacía dudar de la información proporcionada por Greg Grisham. Me mantendré a la espectativa de la confirmación de «esta noticia subliminal»).

Por Ambrose Evans-Pritchard, International Business Editor
The Telegraph 18/10/07

Japón y China lideraron una retirada record de divisas de los Estados
Unidos en agosto, aumentando los temores de un nuevo deslizamiento en
el dólar y de un pico en los rendimientos de los bonos de EE.UU.
Los datos del Tesoro de los EE.UU. mostraron salidas por u$s 163 mil
millones (£80 mil millones) desde todas las formas de inversión en
los EE.UU. «Estos números son absolutamente increíbles,» dijo Marc
Ostwald, un economista en Insinger de Beaufort.

Los inversores asiáticos se deshicieron de u$s 52 mil millones sólo
de bonos del Tesoro de los EE.UU., liderados por Japón (u$s 23 mil
mill.), China (u$s 14.2 mil mill.) y Taiwán (u$s 5 mil mill.). Es la
primera vez desde 1998 que los extranjeros han vendido, en balance,
títulos del Tesoro.

El señor Ostwald advirtió que los rendimientos de los bonos de EE.UU.
podrían empezar a subir de nuevo a menos que las salidas de fondos se
reviertan rápidamente. «La desgracia llegará a los títulos del Tesoro
si la inflación no permanece benigna,» dijo.

La revelación llega un día después de que el FMI advirtió que el
dólar aún estaba sobrevaluado y que probablemente haría frente
a «cierta depreciación en el mediano plazo».

La carrera breve del dólar durante días recientes se detuvo
precipitadamente en función de los datos, aumentando la presión sobre
el Secretario del Tesoro Hank Paulson para apuntalar la retórica
del «dólar fuerte» de Washington en la cumbre el G7 esta semana.

El dolar ya ha caído por debajo de la paridad contra el Loonie
canadiense por primera vez desde 1976 y ha llegado a mínimos records
contra una canasta global. Cerró a u$s 2.032 contra la libra.
David Woo, un analista de Barclays Capital, dijo que Washington
estaba contento de ver al dólar deslizándose hacia abajo. «No se
preocupan siempre y cuando la caída no sea desordenada. Lo ven como
una manera de corregir el déficit.» dijo.

Woo dijo que una porción de las salidas de fondos en agosto pudo
deberse a extranjeros pidiendo prestado en los EE.UU. durante el
crujido de liquidez para cubrir necesidades en euros. «Pensamos que
puede ser algo fuera de lo normal,» dijo.

Los EE.UU. requieren de u$s 70 mil millones por mes en ingresos de
capitales para cubrir su déficit de cuenta corriente, pero las
fuentes financieras claves se están agotando una por una.

El BNP Paribas dijo que América ha confiado en el «dinero caliente»
del extranjero para cubrir del 25% al 30% del crédito a corto plazo y
del mercado de obligaciones negociables de EE.UU durante los últimos
dos años.

Este flujo ahora está en peligro después de sacudones en partes del
mercado durante el verano y después del recorte de medio punto en la
tasa de la Reserva Federal, lo cual ha rasurado la ventaja del
rendimiento estadounidense por sobre otros países.

Ian Stannard, analista de monedas de Paribas, dijo que los datos
eran «extremadamente negativos» para el dólar. «Excede los peores
miedos. No es que sólo los extranjeros están vendiendo activos de los
EE.UU. Los americanos les están dando la espalda también,» dijo.

Los bancos centrales en Singapur, Corea, Taiwán, y Vietnam han
comenzado todos a recortar las compras de bonos estadounidenses, o
dieron señales de que intentan hacerlo. En efecto, están abandonando
el mantener abajo sus monedas porque esa política está comenzando a
provocar inflación.

Los datos del Tesoro habrían sido incluso peores si no hubiera sido
por los u$s 60 mil millones de ingresos provenientes de fondos hedge
en Gran Bretaña y las Caimán, que necesitaban para cubrir las
posiciones de los EE.UU. en la cumbre del crujido del crédito.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin