General, Política actual — 29 junio, 2009 at 9:05 am

Fuerzas aéreas de la India y Nigeria interceptan aviones estadounidenses que lanzaban chemtrails como guerra biológica

by

Ayer, el cielo de Madrid despertó plagado de líneas blancas en todas las direcciones. Como seguro que os ocurre a vosotros, que estais enterados de la movida de los chemtrails, caminaba por la calle indignado por la falta de atención de los conciudadanos ante esta flagrante agresión. Pero, quizás, la somnolencia de la población tiene una explicación…

Durante las tres semanas que estuve en Venezuela, no vi ningún chemtrail, dato que apoya la tesis de que son los gobiernos sionistas quienes están causando este daño. Solo el último día que estuve allí (22 de junio), el cielo de Caracas se pobló de las conocidas líneas; curiosamente, al día siguiente se reportó un aumento geométrico del número de afectados por la gripe A. Sintomático, ¿verdad?

Resulta que en los pasados días, los gobiernos de India y Nigeria, alertados por China, han interceptado sendos aviones capitaneados por las fuerzas aéreas norteamericanas y los han obligado a aterrizar, incautándoles sofisticado material para regar los cielos de sustancias químicas. Que se sepa, es la primera vez que los chemtrails se convierten en un asunto político-militar. Hasta el punto que la enérgica reacción del gobierno nigeriano provocó que un grupo rebelde financiado por la CIA hiciera estallar un gaseoducto por donde se conduce el crudo nigeriano, en respuesta a este primer pronunciamento antiguerra biológica.

Todas estas informaciones están haciendo recordar a los investigadores el secreto programa de «armas no letales» del gobierno de Estados Unidos entre los que se incluyen armas «calmantes» para la población, que sedarían naturales rebeliones ante injusticias y que explicarían por qué el pueblo norteamericano no se ha movilizado ante flagrantes agresiones como las amañadas elecciones del 2000 y 2004 o las evidencias de que el 11-S fue una operación interna. La razón estaría en que desde el cielo se les estarían enviando narcóticos, al igual que la publicitada «bomba gay» podría estar generando la homosexualización de la población.

La pronosticada extensión de nuevas cepas del virus de la gripe A seguiría el mismo modelo de dispersión a a través de los chemtrails.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin