General, Política actual — 31 diciembre, 2009 at 10:29 am

Comienza a desmontarse el autoatentado del vuelo de Detroit… ¡Y la tasa al CO2 que no pagarán las industrias!

by

Queridos amigos, las cosas comienzan a moverse, por fin. El trabajo de tantos años está dando sus frutos y, como digo en el anuncio de la izquierda, la noticia de que el «terrorista» del vuelo de Detroit franqueó el control del aeropuerto gracias a un agente indio, aparece en el diario ABC español, tercer diario nacional. Lo cual deja al resto de los periódicos en muy mala posición si no publican la noticia, obviamente. Y más cuando conocemos ahora que una segunda persona fue detenida en el mismo incidente.

Parece que, por fin, algunos periodistas se han dado cuenta del peligro en el que nos encontramos. Con países anunciando el escáner de todo el cuerpo para todos los usuarios de aviones e, incluso, los famosos «brazaletes taser» que te meten una descarga eléctrica y te dejan en el sitio. Esto es de pesadilla pero parece, como digo, que comienzan a levantarse voces sobre la realidad del Nuevo Orden Mundial. El verdadero objetivo de este falso atentado es justificar la invasión de Yemen, reserva petrolífera y, sobre todo, pieza angular para controlar el estrecho de Ormuz, desde donde se asfixia a Irán.

Como os he ido contando desde hace años, el verdadero objetivo de todo el rollo del cambio climático era colocarnos un impuesto sobre el combustible (gas, petróleo, carbón) y no a las industrias contaminantes. Los ecologistas que lean esta noticia se querrán tirar por el balcón (¡seré gilipollas!) al comprobar que el Tribunal Constitucional francés ha tumbado la susodicha ley de Sarkozy al considerarla «discriminatoria» porque exoneraba a las grandes industrias de pagarlo. Lo habéis leído bien, lo dice el diario El País. Sólo lo iban a pagar los franceses de a pié, con lo cual, sólo afectaba al 50% de los emisores de CO2.

Aunque os pueda parecer descabellado, el verdadero objetivo de estas dos medidas (controles en los aeropuertos y más impuestos a los carburantes en época de gran crisis, como ésta) es impedir que nadie se mueva sin el permiso de los Iluminati. Aquí está el artículo.

Nos quieren asfixiar. Y si no, que se lo pregunten a los que viven en la ciudad de Madrid donde el «metrobús» va a subir de ¡7’40 euros a 9! ¡En medio de la crisis!

El propósito final, como digo, es tenernos controlados absolutamente y que nadie se mueva sin que ellos lo sepan (para eso están las cámaras, obviamente).

Pese a lo apocalíptica de la situación, mantened la calma y saludad que la mentira salga a la luz por doquier. Lo de la violencia de género en España sigue generando información. Mirad.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin