General, Historia oculta, Política actual — 15 abril, 2010 at 12:28 pm

El Juez Garzón: ¿con Emilio Botín y por la Verdad y la Justicia?

by
Manifestación internacional pidiendo la liberación de Grimau en 1963

Hace ya quince años, mis amigos en una revista llamada Tribu se reían de mí por mi defensa a ultranza de la honestidad del juez Baltasar Garzón. Como muchos, veía en él a la encarnación de la lucha por la verdad y la justicia.
La cosa empezó a cambiar cuando me enteré que había tomado una excedencia y se había ido un año a Estados Unidos a «formarse en la lucha contra el terrorismo internacional»… patrocinado por el Banco de Santander de Emilio Botín.  Y aquí todos sabemos quién dirige esa pantomima que llaman Al Qaeda, ¿verdad que sí? (Este artículo en defensa de Garzón de un fiscal anticorrupción explica, sin embargo, bastante bien la cuestión: leed entre líneas).
Algo le contarían allí porque nada más volver se puso en la cruzada por desempolvar el odio generado en la Guerra Civil española (PAGADA POR EL BANQUERO MARCH, ES DECIR, MARX, que financió a ambos bandos). Al margen de este asunto, sale a la luz su inhibición en el proceso contra Emilo Botín, presidente del Santander, en el caso de las cesiones de crédito, poco antes de  recibir esa financiación por parte del financiero (leed el párrafo que comienza con «En efecto, el juez Garzón«). ¡Qué casualidad! Por no hablar de su inhibición ante el chivatazo de un mando de la policía a un alto miembro de ETA (caso Faisán).
Resulta que con todo el caos generado, de un lado y de otro, se está hablando de los crímenes del capitoste gallego Manuel Fraga y antiguo ministro de Franco, entre los que figura el más renombrado de sus asesinatos políticos: el de mi tío, el dirigente comunista, JULIAN GRIMAU. Y ahora os cuento que en mi familia, siempre se habló de que nadie más que la gente del partido sabía que él estaba en Madrid y existen fundadas sospechas de que fue delatado por otro dirigente comunista al que hacía sombra, de nombre, SANTIAGO CARRILLO.
Hoy, metiéndome en foros de Internet, me encuentro con la defensa de Manuel Fraga, recordando que tanto él como Santiago Carrillo «lograron traer la democracia a España».

Y entonces, yo, con todos esos mimbres, me pregunto si Fraga y Carrillo se conocían de antes de la Constitución y si es cierto lo que escuché una vez: que el primer sitio al que fue Carrillo para buscar financiación para el PCE al llegar la democracia fue… ¡LA FUNDACIÓN ROCKEFELLER!

Continuando con la pista de los banqueros que financian a ambos bandos en la guerra, Yo, Rafael Palacios López Vélez GRIMAU, podría resolver el asesinato de mi tío, que es la única referencia política que encuentro en mi familia y con el que me siento extrañamente relacionado. (Una vez me contaron unos espiritistas que uno se suele reencarnar con elementos de su familia… Ello explicaría por qué YO SABÍA la Conspiración; la estaba recordando).

Ahí es cuando me acuerdo de una de mis películas favoritas (La princesa prometida), en una extraordinaria escena que, quizás, un día pueda protagonizar.

PD: No se puede servir a Dios y al diablo al mismo tiempo, Baltasar Garzón. O estás con la Verdad y la Justicia o con los  banqueros. Con los dos al mismo tiempo, NO.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin