General, Salud — 4 octubre, 2010 at 4:56 pm

Obama pide perdón por experimentos con humanos realizados en Guatemala en los años 40

by

Nueva confirmación a informaciones que hemos publicado durante estos años.

EE. UU. autorizó la inoculación de enfermedades a guatemaltecos

1 de 2

*POR G. CONTRERAS, B. MARTÍNEZ, K. CARDONA Y C. MÉNDEZ*Ciudad de Guatemala

Los experimentos practicados en forma ilegal afectaron a mil 500 personas;
las contagiaron de sífilis, gonorrea y chancroide, para comprobar la
eficacia de la penicilina.

Después de que trascendiera la información, el presidente estadounidense,
Barack Obama, se disculpó por vía telefónica con el mandatario Álvaro Colom,
por los hechos ocurridos de 1946 a 1948 —durante el gobierno de Juan José
Arévalo (1945-1951)—. Al menos un paciente murió, pero no se aclaró si fue
por esos ensayos.

Colom ordenó que se busquen archivos de esos años, para profundizar la
investigación que pudiera permitir y sustentar la demanda de una
indemnización.

En conferencia de prensa, el gobernante dijo que ambos países integrarán una
comisión de investigación, aunque no ofreció detalles al respecto.

Sin embargo, después, en una entrevista con la cadena CNN, Colom afirmó que
él mismo participará en las pesquisas.

*Macabro hallazgo*

Los experimentos en humanos salieron a luz por una investigación de la
doctora Susan Reverby, del Wellesley College, quien los descubrió en
archivos del doctor John C. Cutler —fallecido en el 2003—, quien lideró el
programa de ensayos en Guatemala.

Reverby estudiaba documentos sobre el famoso caso Tuskegee, en el que se
observó el desarrollo de la sífilis en 400 afroamericanos de Alabama, a
quienes no se les permitió el acceso a tratamientos.

En 1946, Cutler, quien trabajaba en la Oficina Sanitaria Panamericana
—precursora de la Organización Panamericana de la Salud—, dirigió
“investigaciones” sobre reacciones a medicamentos contra sífilis, gonorrea y
chancroide, pero al estilo de una película de ciencia ficción, los sujetos
de investigación eran humanos.

Soldados, trabajadoras del sexo, personas con enfermedad mental y reclusos
fueron los “conejillos de indias” de los experimentos, que fueron efectuados
solo en la Ciudad de Guatemala, con la colaboración de algunos ministerios
guatemaltecos.

Cuarteles, prostíbulos, algunas cárceles y el hospital neuropsiquiátrico,
ubicado en la zona 1 —conocido en aquel entonces como el manicomio—, fueron
los lugares en los que se practicaron las pruebas médicas.

Doce años después de los experimentos, el 14 de julio de 1960, el centro
para la atención de enfermos mentales se incendió; murieron más de 200
personas.

Tanto los investigadores del proyecto como sus superiores tenían
conocimiento de que los procedimientos aplicados no eran éticos, ya que a
las víctimas no se les informó de los métodos, según correspondencia
encontrada.

“El financiamiento para esta investigación que dice el informe fue también a
través de ministerios del gobierno guatemalteco de la fecha. Estamos
preservando estos archivos, para que se pueda investigar hasta donde se
pueda llegar”, expresó Colom, quien el jueves último fue informado de la
situación por Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE. UU.

*La disculpa presidencial*

“Esta tarde, el presidente Obama habló con el presidente Álvaro Colom, de
Guatemala, para expresarle su profundo pesar respecto del estudio realizado
por el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos en los años de 1940 sobre
la inoculación de enfermedades de transmisión sexual y para presentarle una
disculpa a todos aquellos que fueron afectados”, comunicó la oficina del
Secretario de Prensa de la Casa Blanca.

Después de la comunicación telefónica entre los gobernantes, las autoridades
guatemaltecas informaron que la disculpa es aceptada, pero el Gobierno de
Guatemala se reserva el derecho de una denuncia “oportuna”.

FUENTE PRENSA LIBRE GUATEMALA
http://www.prensalibre.com/noticias/Enojo-rechazo-experimentos-Guatemala_0_346165409.html

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin