Arte, Profecias — 31 diciembre, 2011 at 4:19 pm

Feliz Apocalipsis 2012: Llegó el momento de Despertar de la Pesadilla (Actualizado con «Nessum Dorma» de Del Monaco)

by

Anteayer, de repente, una vez recuperado el ritmo habitual de mi ciudad, me di cuenta de que estaba a dos días del 2012. ¡El 2012! ¡Diez años esperándolo y ya está aquí!
Sincrónicamente, ahora que estoy recuperando las vivencias de la Batalla de estos 13 años por descubrir la Verdad (empezó tres años antes de enterarme de las profecías mayas, y ahí le encontré el sentido) para convertirlas en el libro que publicaré en el 2013, me acordé de un fragmento de una ópera que Javier me ponía del orden de 5 veces al día cuando estuve en su casa mallorquina. Por la mañana, en el coche, por la tarde… (Mi pequeño recuerdo al Sagrado Mediterráneo, más abajo).
Tras recuperar la extraordinaria versión de Andrea Bocelli, me dediqué a encontrar una buena traducción al español y entonces recordé que el «ninguno duerma» del título era, en realidad, una orden para que despertáramos. Es la historia arquetípica del Guerrero que despierta a la Princesa con un beso, que simboliza la Verdad que disipa las sombras (la mentira) y permite que llegue el Amanecer. Es decir, el 2012.
Con este tema y a menos de un mes para colocar la Última Pieza del Rompecabezas en forma de libro que generará el efecto «Centésimo Tetris», decreto el Amanecer, dejémonos de tonterías y exijamos lo que es nuestro: EL ORO QUE LOS ILUMINATI ROBARON A LA HUMANIDAD Y NOS TRAERÁ UN SISTEMA MONETARIO JUSTO QUE CONDUZCA A LA PAZ Y LA ABUNDANCIA. Enfocad este comienzo de año en la materialización de esta Realidad y… ¡al Alba venceremos!
PD: El año que viene volveré a ponerla (si seguimos vivos, claro. jajajaa).
Sabiendo como sabemos que «Apocalipsis» significa «cambio de piel», esta canción es el preludo de la Victoria de la Verdad, de nuestra Victoria, y la épica de su melodía es la mejor banda sonora de estos 11 meses que nos esperan.
PD: Me dicen por el facebook que la versión «buena» del Nessum Dorma es de un tal Del Monaco. La busco y… qué queréis que os diga, todavía tengo los pelos de punta. La pongo la primera, para que la disfrutéis.



Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin