Economía, Política actual — 14 abril, 2014 at 8:56 am

La Reserva Federal y el Banco Central Europeo utilizan los fondos de pensiones como avales para el «salvamento» de Grecia

by

Estamos viviendo momentos-cumbres en esta ancestral batalla entre el Bien y el Mal en el Planeta Tierra.

Putin movió ficha en Ucrania, repitiendo la jugada de los golpistas del Maidán y ahora las regiones rusófilas de aquel país están al borde de vivir un enfrentamiento civil con las fuerzas desplegadas desde Kiev (con muchos mercenarios). Todo ello ocurre mientras que los rumores sobre un próximo crack financiero se disparan, así como las bombas nucleares «perdidas» en Estados Unidos, cuyo seguimiento pacifista se habría cobrado la vida de un agente ruso, desplegado en Detroit.

En estas condiciones, el agente Tom Heneghan nos cuenta que la economía China ha colapsado, su propia banca (repleta de bonos USA que solo valen para tirarlos a la basura) en estado de shock (el FMI cuenta que los bonos basura en poder de los chinos son el doble de lo que cuentan), con lo que, dado que los diferentes bancos mundiales tienen sus respectivas deudas avaladas con las economías del  resto, ya no hay por donde salir: el colapso es inevitable.

La última «jugada» que se les ha ocurrido a los dirigentes de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo ha sido utilizar los fondos de pensiones de sus respectivos ciudadanos para avalar el rescate de Grecia, en una operación a tres bandas con el Tesoro norteamericano. En la práctica, y por hacerlo gráfico, se han «atado de pies y manos» unos a otros.

Por todo ello, Heneghan titula este informe «El día del ajuste de cuentas ha comenzado».

Si no hemos llegado al clímax, le debe faltar unos segundos.

La película «Noé» está en las carteleras…

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin