Política actual — 25 marzo, 2015 at 4:36 pm

El avión Barcelona-Dusseldorf estrellado ayer en los Alpes fue derribado por un rayo láser de la OTAN

by

Seguro que muchos estabais con la «mosca detrás de la oreja» con la serie de aviones caídos en esta semana, especialmente el vuelo de Germanwings Barcelona-Dusseldorf que se estrelló en Los Alpes, muriendo más de 100 personas.
Una vez más, la vilipendiada informadora Sorcha Faal nos ofrece una explicación coherente a tanta -aparentemente inexplicable- tragedia.
Hace ya fechas que venía avisando de las amenazas nucleares sobre Rusia por parte de la OTAN en estos «juegos de guerra» centrados en Ucrania y que tienen al Planeta al borde de la III Guerra Mundial para evitar el ansiado reseteo del sistema monetario.
Lo que, según Faal, ha ocurrido es que en la base de la OTAN de Aviano, Italia, se estaban realizando unos ejercicios militares para contrarrestar un hipotético ataque nuclear ruso en el que se empleaba un arma láser de Alta Energía (HELLADS, por sus siglas en inglés) cuyo «enfoque» no es tan directo como se podría suponer y puede resultar en… lo que sucedió el martes; que desconecte los radares del espacio aéreo circundante y, eventualmente, que afecte al avión «que pase por allí».
Reforzando la explicación de whatdoesitmean, el pasado lunes el gobierno de Obama realizó otro test de ataque nuclear contra Rusia, que el propio Obama calificó de «un mensaje al mundo acerca de las capacidades nucleares de los Estados Unidos«. Todo ello, debido a una serie de victorias del ejército ruso sobre la OTAN, ¡sin pegar un tiro! utilizando «tecnología Keshe» al haber desconectado los sistemas electrónicos de los aviones y barcos que amenazaban a los países de la órbita del BRICS en los pasados días.
En definitiva: una amenaza contra el BRICS por sus cada vez más claras intenciones de poner en marcha un sistema monetario (me cuentan desde Chile que un canal por cable emitió ayer el vídeo El Dinero es Deuda, señal inequívoca de que estamos en la cuenta atrás del reseteo).
Así pues, no os creáis ni una sola palabra de las explicaciones que a partir de ahora escuchéis acerca de las causas de este trágico suceso. Una vez más, fue la OTAN.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin