General — 29 abril, 2015 at 4:43 pm

Arma sónica, mensajes subliminales y “memes”, origen de los disturbios de Baltimore, preludio de la declaración de Ley Marcial

by

Estaba claro que los disturbios acontecidos en Baltimore de la noche a la mañana esta semana tenían que ver con la Operación Jade Helm, que pretende instaurar la Ley Marcial en Estados Unidos, pero como veréis el grado de sofisticación de esta operación psicológica supera en mucho a las que hemos visto anteriormente.
Los servicios de inteligencia rusos que informan a Sorcha Faal revelan que el domingo la propia embajada rusa en Washington detectó unos movimientos de las fuerzas de la NSA extraños que podían materializarse al día siguiente en Baltimore, donde se habían detectado la llegada de vehículos dotados de armas sónicas, así como agentes de las fuerzas especiales que actuarían como infiltrados y provocadores. Un hecho corroborado por el ex agente de policía de Nueva York, Bo Dietl.
El lunes 27 de abril, 85 vehículos dotados con el sistema LRAD, desarrollado por la NSA, capaz de enviar mensajes, advertencias y causar daño a través de una frecuencia de sonido inaudible al oído humano, llegaron a Baltimore. El arma, idea de la compañía Raytheon, produce frecuencias que interfieren con el sistema respiratorio, de manera que dificultan la capacidad de las personas para pensar, con la particularidad de que las frecuencias emitidas por cada uno de los vehículos se unen en una “cohorte”, al igual que las legiones romanas, formando un verdadero muro de sonido.
El “toque final” para esta revolución artificialmente creada y que tiene como fin la preparación para la declaración de la Ley Marcial, fueron una serie de mensajes emitidos simultáneamente por las redes sociales de jovencitos que, unido a que se cortaron los autobuses, hicieron que se encontraran en el centro de la ciudad, donde agentes provocadores pertenecientes a los cuerpos del estado, iniciaron las algaradas. La palabra clave (el “meme”) fue Purge, que es el título de una película para jovencitos, en la que la ley desaparece un día al año en el que se puede destruir todo lo que se quiera (¡no os perdáis la sinopsis de la peli!).
Corroborando la conspiración, la alcaldesa de Baltimore ordenó la retirada de la policía: “dejar a aquellos que quieren destruir, espacio para ello”.
Que nos enfrentamos a una nueva fase de los ataques de bandera falsa, dominada en la que los medios de comunicación y los mensajes subliminales desarrollados por el programa MK Ultra en las pasadas décadas se convierte en el objeto central, da idea este anuncio de una marca de seguros norteamericana que llevaba insertas, en un rango prácticamente inaudible, las siguientes frases: “Disturbios a lo largo del país han obligado a las autoridades locales a declarar la ley marcial. El presidente pide a los ciudadanos que permanezcan en calma. Las autoridades están trabajando para detener la epidemia“.
Prison Planet hizo el siguiente vídeo (en el minuto 1, suenan las noticias de la TV o de la radio, de lejos, con esas frases).