España — 20 diciembre, 2015 at 10:26 pm

Mi primera impresión sobre las elecciones españolas es que hubo tongo

by

Son las 22:30 horas de la noche electoral en España, con el 80% del escrutinio, la variación sobre lo estimado en las encuestas respecto al resultado que están dando es muy pero que muy «mosqueante» porque jamás había habido una variación tan grande respecto a la proyección de las encuestas a pie de urna. De los 115 diputados que se le daba al PP, a los 122. De los 80-85 que le daban al PSOE a los 92 que habrían obtenido. Muy al contrario de la sensación que se palpaba en la calle y muy a favor del orden institucional; jamás había oído hablar a tanta gente nueva sobre ir a votar y jamás había visto a tanta gente votar por correo, con ilusión, es decir, con ganas de que algo nuevo sucediera.
Y, pese a ello, las encuestas han fallado estrepitosamente… en contra de los dos nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos, particularmente el primero, que habría sacado, solo, un 13% de votos cuando hace sólo unos días se le daba el 16%. ¡Qué casualidad que las estadísticas se hayan equivocado con los dos nuevos partidos!
Conclusión: o hay mucha gente que se avergüenza de su voto o aquí ha habido una manipulación.
Si fuera un interventor de estos dos partidos, contaría muy bien la transmisión de datos acaecida porque, como comentaba un periódico digital hace días, el sistema empleado había dado constantes fallos.
Mucha atención a las noticias de los próximos días y mucha alerta a lo que haya podido pasar porque para esta gentuza la palabra ética es de tontos idealistas.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin