Economía — 23 diciembre, 2015 at 4:37 pm

Analista mejicano: «China venderá barato, pero a precio de oro: si no hay oro, no hay trato. El resto del mundo seguirá sus pasos»

by

Interesantísimo pero bastante complejo el artículo de este especialista mexicano en los mercados del oro y la plata, que dibuja los acontecimientos que vamos a vivir en el próximo año. Señalo algunos párrafos.
Mucha atención.

Somos testigos hoy de una poderosa contracción en la actividad económica mundial, una contracción que se refuerza a sí misma. Las Reservas Internacionales se están vendiendo en un intento desesperado por buscar liquidez. Quizá el origen de la contracción fue la desaceleración económica en los países emisores de bonos, es decir EU, Gran Bretaña, Europa y Japón.
Evidentemente, los chinos tienen planes que se han reservado para sí mismos.
China está comprando fuertes cantidades de oro. Al mismo tiempo, Estados Unidos aplasta el precio del oro para insistir que el dólar seguirá siendo la divisa suprema hasta el fin de los tiempos.
Mientras tanto, China acumula oro silenciosamente, como si pensara: ‘Estados Unidos está metido en un problema sin solución. No hagamos nada para provocarlo. Se destruirá a sí mismo en un enorme colapso financiero’.
Un mundo que forcejea con problemas económicos cada día más severos no estará en condiciones de seguir respetando los tratados internacionales que regulan el comercio, mucho menos estará dispuesto a ocuparse de los sueños regulatorios de acción mundial para combatir el ‘Cambio Climático’.
Lo que nos reserva el futuro es una situación en dónde cada país tomará medidas desesperadas para asegurar un mínimo de estabilidad interna. Se ignorarán o serán desechados los tratados internacionales que estorben.
Proliferarán las devaluaciones alrededor del mundo; algunos países se declararán en bancarrota. la gravedad de la crisis hará inevitables estos eventos.
Recién vimos que la India rechaza atenerse a las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) cuyas reglas impiden que los gobiernos adscritos a esa organización otorguen subsidios a sectores de sus economías. La India, miembro de la OMC se ve obligada a desobedecer las reglas de la OMC y subsidiar su agricultura, debido a que tiene una población que supera los mil millones, y 67 por ciento de ella depende de comida barata subsidiada para su sobrevivencia.
De tal manera, que muchas de las reglas estatistas internacionales que regulan al mundo entero -reglas que emanan principalmente de EU- serán desechadas finalmente.
Cuando las cosas se pongan feas, China, con por lo menos 1.3 mil millones de pobladores, tomará medidas poco ortodoxas.
La presión de la inmensa población china, integrada por hombres y mujeres inteligentes, obligará a su gobierno a dejar de adherirse a los pactos internacionales y a adoptar cualquier medida necesaria para darle esperanza a su pueblo.
China dirá al mundo: ‘Vendemos barato. Muy barato. Pero vendemos a cambio de oro, muy poco oro; y pagamos con oro lo que compramos – con muy poco oro, pero pagamos con oro. Si quieren comprarnos, paguen con oro. O ¿qué otra cosa tienen para ofrecernos a cambio de nuestra mercancía? Si ustedes tienen algo que nosotros queremos, pagamos con oro. Resto del mundo, háganle como quieran’.
Las naciones del mundo lucharán por mantenerse a flote en la crisis que se avecina. Frente al huracán, China se separará e informará acerca de sus condiciones para el comercio internacional. Y sus términos serán: ORO. El resto del mundo seguirá sus pasos.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin