Política actual — 5 abril, 2016 at 8:59 am

El logo del bufete de los evasores de divisas prueba que la OTAN es la piratería moderna… dirigido por El Mossad [copiarlo antes de que ataquen esta web]

by

A alguien muy importante no le debió gustar esta noticia que escribí ayer porque nada más publicarla, la web fue atacada.
Y el caso es que es muy sencilla: parece que nadie se ha dado cuenta de dos «coincidencias» alrededor de las filtraciones de las sociedades de Panamá evasoras de divisas tan aplastantes que explican cómo funciona el mundo.
1-El logo del bufete Mossack Fonseca es idéntico al de la OTAN.
2-Por más que supuestamente sea el apellido de uno de los socios, a nadie se le puede escapar que Mossack y Mossad son prácticamente la misma palabra…
Como RT anunciaba hace pocos días, se iba a producir un ataque mediático contra Putin y evidentemente, al repasar la manera cómo se ha enfocado esta -por otro lado, suculenta información, parece evidente que se quiere perjudicar la imagen de Rusia (¿os habéis fijado en la cantidad de atletas rusos que últimamente, comenzando por Sharapova, están siendo pillados en controles antidóping?).
Ahora bien, tampoco se puede negar, como digo, que gracias a estos papeles ya no quedan dudas de que existen dos leyes en el Planeta: una para los no sionistas (pagar impuestos) y otra para los sionistas/piratas (refugiar su dinero en las islas y puertos donde fondeaban los piratas, e imperaba la Ley Marítima). Al cotejar los logos de la OTAN y del bufete Mossack-Fonseca, se confirma mi intuición de hace años ya de que la OTAN es la continuación de las órdenes de piratería anglo-holandesas (dirigidas por los estraperlistas judíos, obviamente).
Han cambiado los métodos pero en esencia, es lo mismo.
Entonces, ¿por qué se filtran estos datos que les perjudican a ellos mismos?
La respuesta es la «Estrategia Sansón»: dado que los sionistas ven caer su andamiaje, han decidido que el sistema caiga con ellos, atacando a su principal enemigo, Wladimir Putin.
Esta información de El Confindencial en la que se explica cómo funciona en realidad la banca es el verdadero mapa del tesoro; me quedo con la ficción jurídica que «legalizaba» estas prácticas. Dado que la ley persigue a las personas físicas, ¡lo ponen todo a nombre de PERSONAS JURÍDICAS.
Esta actividad tiene su origen en la aprobación de la Directiva europea del Ahorro por la UE en 2005, a la que Suiza decidió adherirse un año después. Esta norma implicaba que los bancos del país helvético debían informar de todas las cuentas de sus clientes extranjeros (lo que se concoe como ‘full disclosure’) o bien practicarles una retención sobre sus ganancias en función de unos tramos, que podía llegar al 35%.
Como es de imaginar, esto provocó una oleada de pánico entre los altos patrimonios que tenían dinero escondido en Suiza. Pero el Gobierno del país encontró una vía de escape: al negociar su adhesión a la citada directiva, exigió que solo se aplicara a las personas físicas, lo que dejaba a las jurídicas (sociedades) fuera de esta obligación. La solución para los afectados era obvia: debían crear una sociedad pantalla tras la que ocultar su identidad y así evitaban tener que dar información al fisco. Esta salvedad también se utilizó en otros centros financieros con secreto bancario, como Mónaco o Andorra.

Por lo que pueda pasar, copiar y reproducir este artículo por las redes… Ya sabéis que hay «alguien» a quien no le gusta que os cuente estas cosas…

Rusia ha contraatacado publicando este artículo excelso sobre la conspiración para conquistar nuestras almas.

 

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin