Política actual — 17 enero, 2017 at 10:35 am

Fulford resume los puntos de fricción del próximo “reinado” de Trump: “la revolución ha comenzado y no parará ni aunque asesinen a Trump”

by

El “reinado” de Trump no va a ser coser y cantar. En su último informe, Fulford desvela los puntos de fricción, principalmente con China, que ya se adivinan en el extremo oriente (islas chinas, Indonesia) pero que, sin embargo, no hacen que el cronista canadiense pierda el optimismo e insiste en un gobierno mundial compuesto por personas que se hayan ganado a lo largo de su vida el respeto de la comunidad internacional, y que pongan fin a las guerras e impulsen el verdadero progreso.
Fulford insiste en que la presidencia de Trump es la “segunda revolución americana” y que los militares no van a permitir que sea asesinado como Kennedy: “no hay convenciones de Ginebra para los enemigos domésticos y la respuesta será letal”. [Véase la noticia de ayer de cómo una agente de la CIA que planeaba matar a Trump vio cómo su casa se incendiaba con sus hijos dentro].
Sin embargo -dicen estas mismas fuentes que informan a Trump- a éste no se le va a permitir hacer lo que quiera con respecto a Israel y “tanto él como Trump serán obligados a dimitir si se oponen a la resolución de la ONU que materializa la fórmula de dos estados”.
Asimismo, Fulford confirma que Trump fue grabado con prostitutas en su viaje a Moscú del año 2013, donde fue alojado en la misma habitación que Obama, razón por la cual, invitó a las meretrices a “mearse en la cama” (para denigrar a Obama). A diferencia de lo que dicen los medios, esas imágenes no se están utilizando para chantajear a Trump que, de hecho, lo primero que va a hacer es reunirse con Putin en Islandia [donde existe una entrada a la tierra hueca, por cierto].
Incluso si Trump fuera asesinado, la revolución continuaría y de hecho el plan (como he venido contando) es que Rusia absorba a la Unión Europea, aliado con Norteamérica, y juntos hagan un acuerdo al 50% del poder, con Asia.
Las dudas sobre si el primer ministro chino es un hombre Rothschild continúan, mientras en Corea del Sur continúan las purgas, que ya se han llevado por delante al heredero de Samsung, la todopoderosa empresa que todo lo hace.
En noticia relacionado con otra que acabo de publicar, Fulford anunciaba las detenciones de miembros de la Fundación Clinton, que están siendo investigados por 150 agentes del FBI en todo el país, lo cual prueba que el pizzagate va a estallar. El cronista canadiense afirma que los Clinton están “cantando como canarios” (sic) sobre sus relaciones con los Bush, los sauditas y los alemanes.
Mientras tanto, en Japón, se adivina un cambio radical al llegar a Trump, que sacará del poder a Armitage y Green, los hombres de Bush y Rockefeller, respectivamente.
Al final de su informe, Fulford da un mensaje al príncipe Naruhito, para que evite que Japón sea gobernado por una dinastía coreana. Acaba diciendo que el mundo va a empezar a cambiar este viernes 20 de enero, con la proclamación de Trump.