Política actual — 23 enero, 2017 at 4:33 pm

Trump ordena al FBI registrar el Centro de Detección de Enfermedades para probar que las vacunas producen autismo

by

Estamos ante la primera gran batalla de Donald Trump, que va a generar un feroz contraataque de la prensa oficial. Tras nombrar al hijo de Bobby Kennedy como director del programa de vacunación, en las primeras horas de su «reinado» Trump ordenó al FBI que acompañara al médico disidente William Thomson a que allanaran las instalaciones del Centro de Detección de Enfermedades (CDC), sito en Atlanta, Georgia, con la intención de encontrar pruebas que incriminen las vacunas con el autismo.
Inmediatamente después del nombramiento de Kennedy, Trump eligió a Sally Yates como fiscal general del Departamento de Justicia, que acto seguido formó un Tribunal Secreto para lidiar con este tema.
Esta mujer colabora con Trump en una organización que defiende la salud frente a las farmacéuticas.
Por su parte, el doctor Thomson sacó documentos del CDC que prueban que son las vacunas las que están generando el autismo, al tiempo que le reveló como estaban ocultando las pruebas de ello. El ya ex director del CDC, apellidado Frieden, impidió que Thomson testificara sobre estos hechos y ha sido sustituido por la doctora Anna Schuchat que, junto con Thomson, actúan en el Jurado secreto que se ha entablado sobre este espinoso tema que va a levantar una gran polvareda contra Trump.
Como he contado en otra ocasión, al parecer fue el hecho de que su hijo menor Barron desarrollara autismo debido a una vacuna lo que hizo que Trump aceptara el reto de ser presidente.
La batalla ha comenzado.
PD: Una mala noticia. La vertiente derechista de Trump parece que va a hacer que la política de acoso a Venezuela continúe. O al menos eso se desprende de las declaraciones del nuevo secretario de estado, Tillerson.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin