Media — 19 septiembre, 2017 at 2:35 pm

Taylor Swift se corona como la nueva “diosa MK Ultra” en su nuevo vídeoclip, que resume toda la trama

by

Con Lady Gaga retirada (y con problemas de conciencia), Miley Cyrus parece que recuperada, Katie Perry pidiendo ayuda y Kesha denunciando a los pedófilos, los monstruos MK Ultra necesitaban una nueva “diosa” que ocupara el trono MK Ultra y, por su último vídeo, parece claro que esa es la otrora modosita Taylor Swift, que remeda a Michael Jackson y se convierte en un zombie.
Ved el vídeo y la explicación más abajo.

El título del vídeo ya lo dice bien claro “Mira lo que me hiciste hacer” y ya desde el principio se lee, en su propia lápida que ella se encarga de cubrir con tierra (como enterrando su ser verdadero): “aquí yace la reputación de Taylor Swift”.
En la tumba de la nueva Taylor, se la ve envuelta en joyas, para después aparecer en un trono por donde suben las serpientes que le sirven el té (se supone que una droga) y seguidamente estrellarse en un accidente de coche (cosa que también hizo cuando dejó las Destiny’s Child Beyoncé para comenzar su carrera en solitario): simboliza el renacimiento. Seguidamente, la vemos vestida de leopardo y rodeada de paparazzi, cosa que vimos en el primer gran vídeo de Lady Gaga (titulado así, “Paparazzi”).
Ahora, la vemos encerrada en una jaula, balanceándose en un columpio como Piolín o Campanilla en Peter Pan (cosa que ya vimos hacer a Vanessa Paradis y Sia), rodeada de una serie de guardias (sus captores MK Ultra).
En la siguiente escena, la vemos dentro de una cámara de seguridad de un banco, vestida con las máscaras de las Pussy Riots, haciendo terrorismo cultural, con un jersey donde se lee: “cegada por amor”. Luego la vemos en moto disfrazada de Madonna y más tarde haciendo de Miley Cyrus para después verla en una reunión sadomaso, haciendo de emperatriz de este palo, mientras en las pantallas se introducen iconos pederastas (los ositos) subliminales y se lee “Escuadrón U”, también subliminalmente. Es decir, Taylor Swift parece estar encarnando las personalidades de las otras “diosas MK Ultra” que la precedieron, como queriendo decir que recoge su cetro.
Una vez que el resto de sus compañeras clónicas están muertas (¿sus seguidoras o sus precedesoras?), ella sobrevive y reaparece en un salón lleno de maricas-travestis (con teléfono, como si cotillearan sobre ella) en plan putilla de la élite, intercalándose escenas nuevamente subliminales con una sierra mecánica en la que destroza un coche o un avión de oro.
Todo ello repitiendo el estribillo MK Ultra: “Sólo soy nadie y nadie cree en mí. Voy a ser la actriz que actúa en tus peores sueños”, apareciendo en la cima de una pila de zombies, como si ella fuera Jesucristo. Cuando se acerca la imagen, se ve que todas esas mujeres son personalidades (MK Ultra) de la propia Taylor Swift: es decir, las representaciones de ella que han actuado en sus anteriores videoclips.
Y después confirma lo dicho porque dice: “porque está muerta”.
El vídeo acaba con el flamante nuevo avión de Taylor, delante del cual aparecen todas sus “múltiples personalidades”, bautizado con el nombre de “Reputación”, queriendo simbolizar que, al haber entregado su alma a los Iluminati, ha conseguido el dinero que buscaba. El éxito: ahora es ella la nueva reina.
Vamos a ver caer a esta chica al abismo en los próximos meses. Seguro.

Compartir noticia:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn