España, Opinión y Noticias Externas — 3 octubre, 2017 at 12:02 pm

Interesante texto anónimo sobre la cuestión histórica catalana

by

Voy a explicar toda esta movida del referéndum catalán, mediante la respuesta a las 5 preguntas que yo mismo me he planteado al reflexionar sobre esta cuestión.
1¿Es legal? En absoluto. Ni legal ni legítimo. No se apoya en ninguna fuente de Derecho, constitucional, nacional o internacional válida.

2¿Tiene Cataluña como región derecho a la autodeterminación? En absoluto, ni en fondo ni en forma. Primero porque en el congreso las propuestas de referéndum no han conseguido los suficientes apoyos (esto quiere decir que en procedimiento legal no ha prosperado), segundo porque el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional dicho tipo de consultas, tercero porque la próxima consulta del 1 Octubre no cumple con ninguna de las garantías necesarias para considerarla una consulta popular legal válida: no está autorizada, es inconstitucional, no hay interventorado ni control electoral, ni apoyo institucional del Estado. No es más que un desafío del independentismo al estado español.

3. ¿Tiene fundamento el independentismo catalán? Desde un punto de vista político, sí. Una opción política o credo como otro cualquiera. Basada más en un propio romanticismo y una identidad creada a partir de las costumbres y la lengua propias, que en otra cosa. Del mismo modo que en Cartagena hay partidarios del cantonalismo. Desde el punto de vista histórico y social, ni de coña. Pero lo que es ni de coña.
Cataluña nunca ha sido reino ni ha formado corona, ha estado siempre bajo la protección política de otros reinos (Aragón, los francos, la unión de Aragón y Castilla, y España). No hubo jamás guerra de secesión en España, cualquiera que conozca un poquito de historia sabe cómo los propios nobles catalanes fueron absolutamente traicionados por el archiduque Carlos, el cual usó los fueros e instituciones catalanas como reclamo y luego se largó para coronarse emperador (no le fue muy bien al hombre, tampoco).

En ningún momento ha existido una Cataluña independiente como estado o condado o virreinato, o lo que se quiera, no vasallo de otros. Por otra parte, la división provincial territorial de Cataluña históricamente hablando ha sido realmente variada y compleja.

Si nos vamos al hueso histórico, resumiendo hasta la náusea, los CARTAGINESES ponen la semilla, junto a los griegos de Focea, de la cultura ibérica en lo que hoy es Cataluña. De ahí a la romanización (Hispania, vaya) y ya en inicios del reino visigótico en España, final del dominio carolingio, a Cataluña se la designa condado de la marca hispánica.

Condado que, ante la presión musulmana, estuvo en pugna mucho tiempo entre la influencia franca y la hispana. En aras de la reconquista, por supuesto. Con Ramón Berenguer IV (que muere en 1162) Cataluña pasa a formar parte de la Corona de Aragón. De ahí hasta nuestros días creo que todo el mundo, más o menos, sabe por donde van los tiros.

4.¿Tiene España culpa de la situación actual en Cataluña? España como entidad y su pueblo, rotundamente NO. Sus políticos, rotundamente SÍ. Desde Adolfo Suárez (que por evitar que la izquierda gobernara en Cataluña se trajo a Tarradellas y el mismo desató el germen del independentismo, junto con la genial propuesta del conocido «café para todos», que ha dado lugar al sindiós actual de las comunidades autónomas) en adelante, no ha habido una a derechas…Una suma de despropósitos para puro aprovechamiento electoral de los partidos de turno, utilizando a las instituciones catalanas como feudo franco de sus propios intereses y dejando que estos sectores se hayan hecho fuertes y, por supuesto, permitiendo una corrupción a niveles astrofísicos de estas mismas instituciones y sus políticos. Como nota graciosa, os informo de que CIU salió como primera fuerza elegida en Ojós (pequeño pueblo del valle de Ricote, Murcia). Chanchullos, chanchullos, chanchullos y amiguismo del malo. Esto ha provocado en buenísima parte, un cansancio de la sociedad catalana y una hostilidad para con las instituciones españolas, que no (como algunos quieren presentar) contra el pueblo español.

5. Llegados a este punto, ¿qué solución puede aportar el estado español ante la rebeldía de las instituciones catalanas y su determinación? Desde la ley y la constitución se puede suprimir la autonomía (ahí va, si es lo mismo que pasó durante la segunda república) y llevar al ejército incluso… Pero lo que realmente se debería hacer es abordar este problema desde las garantías democráticas de una nación europea moderna. Un referéndum en el que puedan opinar todos los catalanes, residentes y no residentes, votantes de cualesquiera partidos, que puedan acreditar su nacimiento en Cataluña (por ejemplo) sería lo suyo. Las consecuencias de una independencia real de Cataluña es llevar ese pueblo a la hecatombe económica y social, lo sabe todo el mundo. Unas 10.000 empresas se han largado ya de allí, hay una incertidumbre total respecto a fronteras, espacio aéreo, comunicaciones, política portuaria, marco internacional, tratados aplicables… y no contarían con el apoyo de la UE de ninguna manera, además de que en modo alguno está preparada Cataluña para separarse de España totalmente. Ni del palo, y por más que le pique a algunos. Es insostenible.

BONUS

6. ¿Es de izquierdas el independismo o eres facha por estar en contra? Dentro de que la palabra facha en el debate político español es pura ley de Godwin, aparte de que usarla contra el que no piensa como uno es un deporte nacional, os diré que no. No se es fascista por estar en contra de una consulta a todas luces ilegal y sin garantías, más diseñada para sembrar la discordia que para otra cosa; y cuya utilidad es cero.

No es de izquierdas el independentismo ni por asomo, en extremo alguno, más bien va tirando a posturas ideológicas extremistas. Interesante lo que dice Julio Anguita sobre esta cuestión. A Muchos se les ha olvidado el sentido de estado que tradicionalmente ha tenido la izquierda española, sea de raigambre federal o no. Os recuerdo que tenéis vídeos de dirigentes de la CUP diciendo que los catalanes que votan al PP y al PSOE o a Ciudadanos no son catalanes. Y que ellos son el enemigo. Si eso no es ser facha, tenemos un buen jaleo entonces con la terminología y la semántica de ciertas palabras.

Quede claro mi respeto a todas las posturas ideológicas al respecto, independentismo incluido. Un saludo.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin