España, Hombre y Mujer — 7 febrero, 2018 at 9:22 am

Entrevista con Enrique de Diego, autor del libro “El triunfo de Ágatha Ruiz de la Prada” (sobre la industria de la violencia de género)

by

Seguidamente, una entrevista que he realizado al periodista Enrique de Diego en torno a su nuevo libro “El triunfo de Ágatha Ruiz de la Prada”, que gira en torno a la abogada especializada en violencia de género, Cruz Sánchez de Lara, nueva esposa de Pedro J. Ramírez, y ex esposo de la mujer que da título al libro. (Lo podéis adquirir en Amazon).

-¿Podría resumir, para el profano, el bagaje profesional de la nueva mujer
de Pedro J. Ramírez, la abogada Cruz Sánchez de Lara?
-Estamos ante una mediocre estudiante de Derecho que entra en la
Federación de Mujeres Progresistas, un chiringuito del PSOE
ultrasubvencionado, como directora jurídica de violencia de género. Puesto
desde el que sus clientas tienen tendencia a presentar denuncias falsas y a
convertir los casos de divorcio y custodia en orgías falsas de la llamada
violencia de género. Una mujer ambiciosa que ha triturado a su primer
marido y que parece haber encadilado a un Pedro J en crisis existencial y
profesional; un periodista acabado y una persona descentrada e inestable
emocionalmente que se cree que ha vuelto a la adolescencia.
-¿Cuál fue su papel en la destrucción de la vida de Jesús Muñoz?
-Estelar. La clienta de Cruz llega a presentar la friolera de siete denuncias
falsas contra Jesús Muñoz y hace vivir seis años de terribles penalidades
con la espada de Damocles de una fiscalía que le pide quince años de
cárcel. Literalmente, pretendió aniquilarle. Jesús Muñoz, que es hombre de
coraje y que ha tenido el apoyo de su entorno, consiguió sobrevivir a este
calvario y ser absuelto. Comparto su criterio de que es una vergüenza que
Cruz Sánchez de Lara permanezca en el Colegio de Abogados de Madrid y
no sea expulsada.
-¿Cree que su “carrera profesional” al amparo de la llamada industria de
los malos tratos ejemplifica un estilo de vida actual en España?
– Lo creo y esa es la pura verdad. A su primer marido lo ha masacrado. Es
una oportunista que, al llegar a Madrid, vio todas las posibilidades que se
abrían de medro y lucro con la Ley de Violencia de Género. Ha vivido y
vive de la mentira y del sufrimiento ajeno. Es una mala abogada en todas
las acepciones de los términos. No es la única. Forma parte de un engranaje
de triturar.
-¿Podría resumir cómo se reparten los papeles las asociaciones de
feministas, las abogadas y las psicólogas en todo este entramado delictivo?
Forman auténticas tramas. Funcionan como jaurías jurídicas. Ese es el
modus operandi de la Federación de Mujeres Progresistas, un chiringuito
del PSOE dedicado a captar subvenciones y del que también derivan
clientas a sus despachos. Luego va todo el equipo a destruir personas. Con
“El triunfo de Ágatha Ruiz de la Prada” he dado las pruebas de que la
psicóloga Covadonga Naredo, que siempre va de perito con Cruz Sánchez
de Lara, cometió perjurio. Están previstas acciones legales.
-Se dice que estas asociaciones se han repartido 65.000 millones de euros
desde el año 2005, ¿cuántas mujeres cree que pueden vivir a costa de
destruir familias actualmente?
-Se ha gastado esa astronómica cifra, que es poco menor que lo destinado al
rescate de la Banca, 67.000 millones de euros. Se ha convertido en un
negocio oscuro y execrable, que pretende, como muy bien has dicho, un
genocidio de los varones heterosexuales. No es una imagen ni una
metáfora, es una realidad. No estoy en condiciones de decir cuántas. Un
equipo muy profesional está investigando y cuantificando. Pero piense en
la cantidad de asociaciones subvencionadas, en los Institutos de la Mujer,
en las consejerías y concejalías, en los juzgados de violencia contra la
mujer, en los despachos de abogadas feministas…
-¿Cómo describiría el papel de la prensa en la propagación de esta
paranoia colectiva?
-La prensa es la prostituta del sistema. En este caso, sigue el patrón
establecido: silencio respecto a las denuncias falsas y a cualquier crítica,
propaganda de la corrección política, ostracismo de los disidentes. No
constatar, bajo ningún concepto, el completo fracaso de la Ley de Violencia
de Género.
-¿Cree que el Banco Central Europeo y el FMI como acreedores de la
deuda española impiden que haya ningún partido político que se atreva a
negar esta paranoia; que es obligatorio aplicar la política de género si
queremos seguir optando a las ayudas de estos organismos?
Por supuesto. Se trata de un plan internacional que quiere hundir y destruir
las sociedades occidentales y, por supuesto, España. No es una suposición
desde que en agosto del año pasado se filtraron los documentos de la
Fundación Open Society de George Soros. En ellos, esa Fundación
presume de tener controlado un tercio de los europarlamentarios, de todos
los partidos, y concreta específicamente que siguen sus consignas en
materia de ideología de género. Todas las entidades supranaciones, uno de
cuyos objetivos es un gobierno mundial, apoyan esa nefasta ideología de
destrucción de la familia, de caída de la natalidad y de genocidio de los
varones heretorsexuales.
-¿Se le ocurre alguna forma de detener esta paranoia?
Sí. Pero antes destacar el acierto en describirla como una paranoia, que
implica funcionar con una falsa realidad e imponerla. Al final se trata de un
problema político y de votos. Ningún partido o político se atreve, por lo
que hemos comentado anteriormente, y porque la prensa agita la jauría. Así
que no hay otra opción que romper el nudo gordiano por la vía política.
Hay ya muchas víctimas de la Ley de Violencia de Género. Tienen que fortalecer sus asociaciones y situar su derogación como la prioridad fundamental de su voto. Tiene que surgir un partido político que rompa este falso consenso y haga temblar. Las elecciones europeas son un buen momento y una magnífica posibilidad.

Compartir noticia:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn