Política actual — 12 febrero, 2018 at 3:51 pm

Q explica los obstáculos a superar antes de que se hagan públicas las detenciones de la élite

by


En este caso, me detengo en este recientísimo mensaje de Q, que explica con detalle el momento de la Batalla que vivimos. Lo que quiero comentar son las cuatro vitales líneas “seguidas” del final del mensaje, así que olvidad las preguntas anteriores.

“Aquellos que no son capaces de comprender que no podemos empezar de buenas a primeras los arrestos sin primero dar seguridad y garantizar el bienestar de la población, modificar la narrativa [relato], quitar aquellos [peligrosos] en Washington DC forzándoles a dimitir, derrotar a ISIS y MS13 para prevenir males mayores, congelar cuentas [de la élite] para impedir sus posibilidades de hundir la economía, (…), esos no deberían participar en este debate”.

Q está explicando, sencillamente, por qué lo esperado no ha sucedido YA y, al mismo tiempo, explica lo que están haciendo ahora mismo. Como os vengo contando hace meses, antes de que se produzca el cambio, los “Sombreros Blancos” habían de asegurar que la capacidad mortífera de los Jázaros esté controlada, pero hay otros elementos en el mensaje de Q novedosos y que merecen un comentario detenido.

Explica que antes de “apretar el botón de las detenciones”, tenían que mejorar el nivel de vida de la población. ¿Por qué? Porque el malestar de la población podría ser utilizado por Soros y Hillary para generar un alzamiento y, con ello, una guerra civil. Teniendo el pueblo contento, ese alzamiento no se producirá (hoy ya es imposible, pero hace un año, no). El siguiente argumento es muy interesante: “cambiar la narrativa” o el relato, que es la palabra de moda ahora mismo. Está hablando de la batalla entre las “fake news” y la verdad, de toda esta historia alrededor de quién dice la verdad, una durísima batalla en la que Trump lleva metido desde que ganó para que los media no le desacrediten y, al revés, sea él el que los desacredite a ellos. Lo que está sucediendo en torno al Memo de Nunes tiene que ver con esto y es, en realidad, la batalla más descarnada.

Las siguientes son las evidentes: la destrucción de ISIS y de las bandas latinas en torno al MS-13 que ejercen de sicarios de la élite, por un lado, y la destitución, a base de forzar su dimisión, de los congresistas demócratas y republicanos que dirigen estos grupos criminales, labor que se basa en la información a base de “memos”.

Por último (de lo que entiendo) está la batalla en torno a la manipulación de los mercados.

Si os fijáis, esta relación de peligros a superar es prácticamente la misma que un servidor hizo antesdeayer, con las salvedades de las guerras climatológica y biológica, asuntos de los que ni siquiera Q puede hablar para no meter miedo a la población. Está muy claro, a la luz de este comentario, que en esta batalla se están teniendo muy en cuenta los elementos psicológicos para despertar a la población, muy al estilo del doctor Steve Pieczineck. Este mensaje os puede servir para comprender que si el momento soñado está tardando es porque los buenos pretenden que nuestra victoria no tenga vuelta atrás.