Política actual — 16 febrero, 2018 at 8:39 pm

EL BOMBAZO DE ESTA SEMANA: OBAMA ORDENÓ ACTUAR CONTRA TRUMP… ¡EL MISMO DÍA EN QUE TOMABA POSESIÓN EL NUEVO PRESIDENTE!

by

Por fin llegó el nuevo escándalo anunciado por Q el pasado fin de semana, aunque os aviso que va a tener continuación y levantará muchas interpretaciones. La prueba de que estamos ante otra prueba más de que Q es una fuente dentro de la Casa Blanca es que lo protagoniza el senador Chuck Grassley (como había sido anticipado) y que menciona la palabra “timestamp”, que Q escribió varias veces el pasado fin de semana; en este caso tiene que ver con la fecha en la que la ex directora de Seguridad Nacional, Susan Rice, se autoenvía un email ¡el mismo día de la proclamación de Donald Trump! (Es decir, el día en que todo el equipo tiene que dejar la Casa Blanca).
Como digo, el senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial, en compañía del también senador republicano, Lindsay Graham, presidente del Comité sobre terrorismo y seguridad, han enviado un requerimiento de explicaciones a la ex asesora en Seguridad del gabinete Obama, Susan Rice, acerca de un extraño email que se autoenvía el mismo día en que Trump se convertía en presidente. En el mensaje, (evidentemente en clave), y que no ha sido completamente desclasificado, da cuenta de una reunión a la que acuden el propio Obama, el jefe del FBI Comey, la fiscal Yates y el vicepresidente Biden, en la que el ya presidente en funciones “animaba a continuar con la investigación de la trama rusa por parte de la comunidad de inteligencia y de la ley de acuerdo con ‘EL LIBRO'”. Y reiteraba que “no estaba exhortando a que se procediera o instruyera desde el marco del cumplimiento de la ley, sino DESDE EL LIBRO”.
Ahora, claro, falta por saber que la señora Rice aclare a qué libro (sino es la ley) se estaba refiriendo Obama y cómo es posible que el mismo día en que el nuevo presidente va a tomar el cargo exhorte a tomar “medidas de inteligencia” contra él. ¿Una guerra sucia? ¿Un asesinato?
La carta de los senadores a la ex alto cargo está sobre la mesa y va a tener que contestarla. El escándalo está ya a punto de estallar.