España, Opinión y Noticias Externas — 16 marzo, 2018 at 9:23 am

Alfonso Guerra se pasa a Ciudadanos: ¿el final del PSOE?

by

Que uno de los dos referentes máximos del PSOE moderno diga públicamente que apoya a Ciudadanos es algo que debe producir pánico entre los actuales dirigentes de ese partido, porque, de los dos (Felipe y él), Guerra es el que mejor ha conservado su prestigio.
A poco que lo meditéis, para que el veterano político se posicione a favor de un partido diferente al suyo ha debido decir “basta”; es decir, que ha visto que su partido no tiene arreglo y eso es algo que ha debido meditar mucho.
El asunto es que Ciudadanos se formó a partir de renegados del PSOE y PP catalanes, como el propio Jordi Cañas, por lo que hay un poso de socialistas (aunque tapados por la reciente decisión de posicionarse como liberales) dentro del partido capitaneado por Rivera. El que fuera miembro del PSC y columnista de Voz Populi, Miquel Giménez, ya dijo hace semanas que la marcha del ex ministro y cabeza visible del PSC españolista, Celestino Corbacho, iba a significar la pérdida de los cuadros medios de ese partido, que en realidad lo sostienen, mientras la cúpula es gay y nacionalista. Tanto Corbacho como Giménez se autodeclaran como “guerristas”, por lo que el posicionamiento de su todavía referente va a afectar mucho a la militancia, no sólo del PSC sino del PSOE en general. En otras palabras: que podemos empezar a ver una salida de significados militantes del PSOE, pues otros líderes como Leguina o Rodríguez Ibarra, ya se han mostrado asqueados de las políticas independentistas de sus delegaciones en algunas regiones y con la política de género.
Estando como está el PSOE de Pedro Sánchez fracturado después de la batalla contra Susana Díaz, una escisión como ésta sería la puntilla, así que habrá que estar atentos al devenir de los días.