Política actual — 19 marzo, 2018 at 11:46 am

Un agente alemán pide asilo en Rusia para evitar que sus hijos sean «requisados» por el Estado: ofensiva para criminalizar el cristianismo

by

De acuerdo a fuentes rusas, el soldado alemán adscrito a la inteligencia, Markus Bergfeld, ha pedido asilo político en Rusia, al parecer, por el miedo a las medidas contra la familia que la Unión Europea tiene previsto implementar en los próximos años.
Según el relato de Whatdoesitmean, debido a su cargo Bergfeld tuvo acceso en el año 2011 a un documento secreto de la Unión Europea en el que se detallaba que se quitaría la custodia de sus hijos a las familias cristianas al considerarlo «una enfermedad». Como castigo por haber revelado este dato, los cinco hijos de Markus fueron tomados por los servicios sociales y sometidos a la ingesta de drogas para controlarlos. (Se dice que uno de ellos está muriendo… ¡en España!). En los últimos años, el gobierno alemán ha suprimido el derecho a que los padres eduquen a sus hijos en sus casas y varias familias han pedido asilo político en Estados Unidos, debido a ello.
Como prueba de que estamos ante la última locura que nos tiene preparada el Nuevo Orden Mundial, el gobierno canadiense promulgó recientemente su ley 89, que pretende quitar la custodia de sus hijos a los padres que no aprueben que se quiera emascular, paranoia conocida actualmente como «disforia de género». Lo mismo ha pasado recientemente en Ohio, con unos padres que se negaron a hormonar a su hijo.
Con ser esta una locura, un reciente «estudio científico» norteamericano pretende haber encontrado una relación entre el «daño cerebral y lo que ellos consideran fundamentalismo religioso». Los políticos del Nuevo Orden Mundial están ordenando estudios científicos para probar que el cristianismo es un desorden mental.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin