Política actual — 18 mayo, 2018 at 8:56 am

Q: “Abróchense los cinturones porque nos acercamos al aterrizaje”

by

“¿Por qué no han comenzado ya las detenciones?” Esa pregunta que todos nos estamos haciendo es lo que está comenzando a responder -como siempre, en clave- el misterioso informador conocido como Q Anon. Sin duda son sabedores de que necesitan la confianza del público “conspirólogo” para poder dar el golpe, pero al mismo tiempo, tienen que retirar todos los obstáculos que impiden esas mismas purgas y, como digo, ayer publicó unos cuantos mensajes diáfanos. En el mensaje de la derecha leeréis: “La parte más difícil para nosotros es tener que esperar a que el público sepa lo que nosotros sabemos hace tiempo. No hay ninguna amenaza más grande para ellos que un público despierto y pensando por sí mismos”. Acto seguido, colocó el enlace a esta noticia en la que se lee que el Inspector General declarará que tanto el FBI como el Ministerio de Justicia se saltaron la ley en el caso de los emails de Hillary Clinton (favoreciéndola).
Después (y la secuencia de publicaciones es importante para entender lo que nos quiere decir publicó el mensaje que veréis arriba a la derecha en el que dice:
-“¿Qué es lo que ha de pasar primero? Piense lógicamente. Piensa en el Departamento de Justicia y el FBI. Piensa en ‘una limpia’. Número 64. ¿Encajan las piezas del puzle? HEMOS ALCANZADO LA VELOCIDAD DE CRUCERO DE 40.000 PIES HACE TIEMPO. COMO NOS PREPARAMOS PARA ATERRIZAR, ABRÓCHENSE LOS CINTURORES Y COMPRUEBEN QUE SU ASIENTO ESTÁ EN LA POSICIÓN ADECUADA”.
Está claro que con esta metáfora aeronáutica Q está avisándonos de que el momento de la purga se está acercando (y, consiguientemente, parece claro que nos avisará cuando vaya a suceder).
Si te preguntas a qué se refiere con el número “64” es una imagen que publicó hace pocos días en la que se ve todos los directivos del FBI que han sido purgados en los últimos meses, dando a entender que primero había que hacer una limpia en el FBI y después, en el Departamento de Justicia.