Política actual — 20 julio, 2018 at 7:39 am

Espía rusa detenida en USA: diferente explicación por parte de la prensa oficial y Whatdoesitmean

by

Ayer mismo se publican sendas noticias en torno a la detención de la estudiante/espía rusa, María Butina, que realizaba su tesis doctoral en una universidad medotista de Estados Unidos. Comparemos ambas crónicas para ver donde encajan y donde divergen.
En la crónica oficial, del diario El Mundo, se la califica de agente rusa y se explica que intercambió sexo a cambio de trabajo, se unió a la Asociación del Rifle y se juntó con un político republicano. Si lo confrontamos con la crónica de Whatdoesitmean, todo lo dicho encaja bastante.
La crónica de fuentes rusas explica que la citada estudiante de 29 años contactó la embajada rusa el pasado 13 de julio para avisarles de que los grupos antifascistas contrarios a Trump preparaban una matanza, una célula dirigida por un político republicano de Dakota llamado Paul Ericksson, que fue detenido por el FBI dos días después, el pasado 15 de julio. Al parecer la agente rusa (el informe de Sorcha Faal no lo dice abiertamente pero lo sugiere) había contactado previamente con la diputada Dana Rohrabacker para avisarla de lo que se avecinaba, y ha salido en su defensa, diciendo que está siendo perseguida por el Deep State.
En los siguientes párrafos se detalla la biografía de Butina, como estudiante de historia contemporánea acerca de la infiltración bolchevique en los Estados Unidos, para lo cual investigaba en los archivos de la Universidad de Yale. En el año 2012, Butina fundó, a semejanza de la norteamericana, la Asociación Nacional del Rifle (sin duda, una tapadera para contactar con sus homónimos norteamericanos). Fue en Yale donde contactó con Ericksson, miembro del partido Republicano, conocido por sus salidas de tono sexuales, sin saber que era un agente del Deep State y que formaba parte del operativo para derrocar a Trump (se supone que es con éste con quien tuvo el “affaire sexual”). Según la crónica de Sorcha Faal, fue el tal Ericksson quien hizo que Butina se infiltrara en la Asociación del Rifle, con el objeto de poder chantajearla, al tiempo que ésta certificaba la conexión del tal Ericksson con el activista antifascista, Mark Einerworld, lo que prueba que es el propio Deep State quien controla estos grupos. El pasado mes de abril, Butina comunicó a la citada congresista sus temores por lo que pudieran hacer estos grupos y se ofreció a testificar ante el Congreso sobre el tema, lo que provocó que 15 agentes allanaran su casa.
Las exhortaciones a derrocar a Trump de la semana pasada hicieron que Butina se alarmara, anticipando una matanza parecida a la que sufrió la familia del Zar en Rusia 1917. Esto hizo que la inteligencia rusa modificara la inicial “notificación de alerta” del comunicado de Butina por el de “de especial importancia”, lo que hizo que el FBI desarrollara un operativo contra ella, que es el que ha acabado apareciendo en la prensa.