Política actual — 11 septiembre, 2018 at 8:22 am

Fulford afirma que los sionistas pretenden desencadenar una pandemia para evitar su desequilibrio

by

En su mensaje de esta semana, Fulford se hace eco de la cantidad de aviones que aterrizaron con varios pasajeros con síntomas de diversas enfermedades, y pondera si puede ser el último recurso de la cábala oscura para evitar su próximo descalabro.
El cronista canadiense afirma que, después de la muerte/asesinato de John McCain, los próximos en caer serán Dick Cheney y George Bush Jr., una vez que a su padre se le da por muerto ya. La muerte de McCain va a permitir que Brent Kavanaugh sea elegido como juez del Tribunal Supremo y, dado que tuvo un alto cargo en la administración Bush, parece que dará informes sobre lo que ocurrió en el 11-S (junto con los datos del ejército) que incriminarán a los responsables.
También afirma que los militares están tomando medidas contra los agentes de El Mossad en Estados Unidos, como Rahm Emmanuel (alcalde de Chicago) y la familia Bronfman (padrinos de Al Capone).
El periódico israelí Haaretz ha publicado que el gobierno de Netanyahu ha financiado a varios grupos de terroristas islamistas que combaten en Siria, lo cual, como os podéis imaginar, ha causado estupor en el país judío.
Fulford afirma que las grandes compañías de internet (Facebook, Google, Amazon, Apple) puede ser obligada a dividirse para fomentar la competencia y eliminar la censura. También añade a más compañías como Pinterest o WordPress (o sea, que toda la tecnología está en manos de los sionistas).
Los medios oficiales han comenzado a proclamar (también en España) un nuevo colapso de las bolsas, cosa que aprovecharían, una vez más, los sionistas.
Por otro lado, Fulford afirma que los disturbios que hemos visto la semana pasada en la ciudad de Chemnitz, en Alemania, han sido una ingeniería social para desacreditar a los patriotas alemanes, cosa en la que coincide con el jefe de inteligencia interior alemana.
Finalmente, acusa al equipo de Trump de carecer de un plan para el Planeta, y sacarlo de este apocalíptico momento, y avisa: “si no hace algo, será reemplazado y quedará para la historia como Yeltsin, el hombre que estaba en el poder en Rusia cuando se produjo la transición”.