Política actual — 12 noviembre, 2018 at 11:05 am

El ideólogo de Putin, Dugin, animó en su paso por Madrid a la rebelión contra la corrección política en las redes sociales

by

El pasado sábado estuve viendo al llamado “ideólogo” de Putin, Alexander Dugin, dentro de las decimoterceras jornadas de la disidencia, quedándome gratamente impresionado por sus explicaciones acerca del curso de la geopolítica actual, en la que -de pasada, y sin darle mucha importancia- mencionó la “batalla del Katehón”; es decir, la lucha contra el Anticristo, dejándome perplejo al asegurar que “no hay que mitificar a Putin. Putin tiene un papel, de César, en la actualidad, pero tendrá que llegar otro, que continúe su labor”. Y ahí fue cuando vino a decir que el Mal actual (representado por la ideología de género) es como un pulpo con muchas derivaciones, y se infiltra, incluso en Rusia, dando a entender que Putin no tiene el control sobre todo lo que pasa en Rusia.
En el turno de preguntas, me levanté -de ahí que la foto fuera tomada con mucho “zoom”- para pedir a este gran filósofo que explicara mejor cómo es posible que RT esté publicando noticias a favor del feminismo y del movimiento gay, y porqué, dado que Rusia, Estado Unidos y China están en contra de la ideología de género, obligan al Banco Mundial a dejar de financiarla.
La respuesta de Dugin, sutil, pero sin “salirse por la tangente” fue algo así como que los políticos tienen un papel, pero esa hidra de muchas derivaciones sigue teniendo poder y debemos ser nosotros, a través de la Red, y mediante las redes sociales, los que debemos conquistar la Opinión Pública frente al poder de los medios de comunicación; al igual que “Q”, Dugin está exhortando a la Humanidad a levantarse contra ese poder opresor, y ofreció un retrato sobre los movimientos populistas en plena expansión ahora en todo el mundo cristianos, muy parecido a lo que está haciendo Steve Bannon, en el bando norteamericano.