Política actual — 6 febrero, 2019 at 12:39 pm

Los militares USA derriban el avión de un agente de El Mossad que participó en la matanza del hotel de Las Vegas

by

Si la presente información del sitio de inspiración ruso, Whatdoesitmean, es cierta, estamos ante el comienzo de la purga del estado profundo… con ramificaciones a Israel (no a jesuitas, ojo).
Si hace unos días os informaba de los ejercicios militares que en estos días se están desarrollando sobre el cielo de Los Ángeles, hoy nos enteramos de que el avión pilotado por el agente encubierto de la CIA, Antonio Pastini, ha sido volado el pasado lunes sobre el barrio de Yorba Linda, como informa la CBS (y que se ha cobrado la vida de cinco personas).

¿Que quién era el tal Pastini?
Pues el verdadero nombre del tal Pastini era Jordan Isaacson, y por su apellido ya os podéis imaginar que jesuita no era precisamente, pero os servirá más saber que estuvo implicado en el «robo de armas» de un almacén del ejército israelí que acabaron en las manos del agente de la CIA Stephen Paddock, que fue quien perpetró la reciente masacre en el hotel de Las Vegas, Mandalay, en el que murieron 58 personas. No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta de que, por tanto, esa masacre fue una operación de El Mossad israelí (y no jesuita, como algún desinformador youtuber pretende haceros creer) y que, por tanto, la operación contra el Deep State se va a convertir en la deflagración de la conspiración sionista, por lo que, de paso, entendemos el porqué de la operación de marketing de El Mossad, con la serie de Netflix que os estoy recomendando encarecidamente.
Al parecer, el judío Isaacson/Pastini y Paddock habían realizado vuelos desde México cargados de droga, a cambio de armas, gracias a que usaba una placa de la policía de Chicago, aunque desde esta institución se niega que haya trabajado en ese cuerpo.
En definitiva, los militares norteamericanos han comenzado a hacer justicia, a la vista de que el Deep State protege a los criminales. Y esto, queridos amigos, puede que sea sólo el comienzo.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin