Política actual — 23 abril, 2019 at 2:50 pm

Fulford atribuye a la mafia jázara de Macron el incendio de Notre Dame, como un intento de dañar el cristianismo; afirma que China exige el Deustche Bank y Daimler Benz a cambio de sostener Alemania

by

El cronista canadiense identifica el incendio de la catedral francesa como una conspiración, dirigida por el presidente francés, Macron, dirigida a dañar el culto a María (Isis, en sus palabras) y de ahí, dar vida a la fantasmal Unión Europea. En los siguientes minutos no duda en atribuir a Israel la autoría real de los atentados atribuidos al Estado Islámico, como el reciente en Sri Lanka contra iglesias católicas.
Dice que en este siglo XXI se está librando una «guerra santa» contra el estado judío por parte de Estados Unidos, Rusia y ¡la Unión Europea! (se deduce que por parte de los servicios de inteligencia) para defender el cristianismo «con el apoyo de los musulmanes» (una parte de ellos). Como prueba de ello, un grupo de musulmanes moderados ha conseguido el estatus jurídico de «consultivo» en las Naciones Unidas, para impedir una guerra entre el islam y el cristianismo. La coincidencia de que el incendio de Notre Dame ocurriera el mismo día que también se quemaba la mezquita de Al Aqsa en Jerusalén ha llevado a los musulmanes a atribuir a los judíos estos atentados.
Los rusos han prometido que no defenderán el estado perteneciente a los perpetradores de las matanzas durante el comunismo en aquel país (no hace falta decir que no se refiere a los jesuitas ni los masones, ¿verdad?).
Posteriormente, desgrana las evidencias de fraude electoral en Indonesia por parte de los secuaces de los Rothschild. Al parecer, se ha impugnado el resultado de las elecciones, y esto es importante porque Indonesia tiene mucho que decir en el proceso del reseteo del sistema monetario, debido al oro que posee.
Después, habla de la deuda que tiene la Unión Europea con China, y que 16 países del Este del continente se han unido a la iniciativa económica de La Nueva Ruta de la Seda, y que les seguirán Italia, Suiza y Grecia. Tan sólo Francia, Alemania y el Reino Unido se oponen claramente a ello.
Los chinos habrían dicho que ya no quieren «pagarés» a cambio del dinero que han prestado a la Unión Europa, y ahora estarían pidiendo el control de la empresa Daimler Benz y el Deutsche Bank, nada menos. Ello ha hecho que Alemania se quiera armar con bombarderos nucleares.
Fulford destaca el hecho de que Trump haya felicitado al nuevo presidente de Ucrania, Zelensky, apoyado por Rusia, lo que indica que la batalla ha terminado en Europa: la UE debe echarse en los brazos de Rusia.
El mensaje, traducido al castellano, gracias al canal Resistencia Galáctica.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin