España — 29 mayo, 2019 at 6:30 am

FALLOS EN LA TRANSMISIÓN DE LOS DATOS DE LAS VOTACIONES PROVOCAN EL CAOS EN EL ESCRUTINIO DEL 26-M DEBIDO A «LOS CÓDIGOS INTRODUCIDOS PARA PROCESAR LA INFORMACIÓN»: MINISTERIO DEL INTERIOR, DIXIT

by

Los más avezados en esto de las conspiraciones sabéis que, en todo complot, la verdad sale un día o dos, y después el sistema «reconduce» la narrativa para matizar, modular y finalmente aplastar aquellos datos que dejaban entrever la existencia de un algoritmo que manipula la realidad de la Mátrix.
Por eso, deberíais guardar como oro en paño los artículos que prácticamente toda la prensa nacional (salvo El Mundo) dedican a «los fallos del recuento detectados durante las elecciones del 26 mayo» porque sin duda que hay párrafos que sólo con el paso de los días conoceremos sus más profundas implicaciones.
La primera buena noticia es que estos fallos han hecho aflorar la poca fiabilidad del recuento empleado actualmente, de la empresa Scytl específicamente y, sobre todo, a consecuencia de estos fallos están explicando cuándo se realiza el recuento verdadero (en las Juntas Electorales Provinciales), que es un acto público y que se publica 40 días después; en suma, las cosas que desde la Plataforma Elecciones Transparentes estamos denunciando.
Entre los párrafos de los tres periódicos que voy a destacar (El País, Voz Populi y El Confidencial), me detengo en este último en primer lugar.
«Desde Moncloa indican que un problema común es que no coinciden el número de votos emitidos con los que aparecen en la web de Interior. Según fuentes del Gobierno, Scytl, que ya se encargó del recuento en las generales de 2015, ha reflejado en la web solo los votos que han sido necesarios para conseguir las concejalías, y los restantes (que también han sido escrutados) no aparecen. Por tanto, según el Gobierno, el escrutinio es correcto y lo que falla es la transmisión de los datos. Añade que la empresa ya ha preparado una nueva versión con la suma total de votos emitidos que estará disponible una vez que sea verificada«. Este párrafo deja ver que el recuento que la gente da como «real» es selectivo (no contabilizan los votos de los partidos que no sacan concejales) y que el fallo ha residido en la transmisión de los datos, cosa que hemos venido denunciando en las anteriores elecciones.
En el artículo de Voz Populi destacan del comunicado del Ministerio del Interior que «el fallo estuvo en el volcado de los datos de las mesas electorales a la web», lo cual sólo tiene explicación (si alguien encuentra otra, que me lo diga) si «han sido» modificados en la transmisión vía tablet por parte del programa informático. Es decir, si ha sido hackeado. Más abajo, el periodista de Voz Populi intenta explicar lo sucedido con este párrafo, que de paso relata el tema de las tablets y destaco en negrita lo más importante: «Paralelamente a la elaboración de las actas, representantes de la administración vuelcan los resultados en una tableta (en los municipios pequeños se facilitan vía telefónica) para publicarla lo más rápido posible. La comunicación de esos datos también es correcta. Es en el proceso de volcarlos definitivamente a la web donde se han producido los fallos por los propios códigos introducidos a la hora de procesar la información con la que el domingo trabajaron todos los medios de comunicación«. «Los propios códigos introducidos a la hora de procesar la información»: ¿de qué está hablando más que del algoritmo? ¡No es seguro!
Y acto seguido, nos ofrece un dato que nos ayuda a clarificar cómo fueron manipuladas las anteriores elecciones, vuelvo a destacar en negrita el asunto clave: «Interior insiste en que esas desviaciones no afectan al reparto de escaños que, en caso de variar, respondería a las alteraciones propias de cada proceso electoral al detectar errores menores en las actas o a la hora de contabilizar, por ejemplo, el voto de los residentes en el extranjero. Esa es la razón, explican, por la que en todo momento se habla siempre de datos provisionales mientras no se publican en el BOE. O sea: que ha sido el voto de los residentes en el extranjero lo que ha generado este caos, y es aquí donde se reside la clave; el VOTO POR CORREO, como venimos diciendo desde hace semanas.
Después están las curiosidades: ¡qué casualidad que todos estos fallos perjudican al PSOE y han beneficiado ¡a los partidos patriotas! Aquí protestan todos, hasta la CUP, pero Vox no dice nada! Resulta sumamente curioso el dato de que en el distrito donde está la sede del PSOE haya ganado ¡falange!
En definitiva, el escándalo del fraude electoral ha llegado a las portadas de los periódicos, con lo que la fiabilidad del escrutinio ya está en entredicho.
Más información sobre Scytl, la empresa responsable de este fiasco, en el siguiente vídeo.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin