España — 15 junio, 2019 at 8:31 am

EL CASO ALCÁSSER SE VUELVE MUNDIAL GRACIAS A LA ESTUPENDA SERIE DE NETFLIX: NAVARRO Y JUAN IGNACIO BLANCO SE RETRACTARON PORQUE ¡»ALGUIEN» AMENAZÓ CON CERRAR TELECINCO!

by

Como siempre me sucede cuando un medio masivo toca algún tema «conspirativo», comencé a ver el documental español para la plataforma Netflix sobre el Caso Alcásser con una predisposición negativa, cosa que fue cambiando al ver la cantidad de tiempo que le daban al padre de Miriam, Fernando García, que es uno de los héroes de este asunto y, sobre todo, por lo objetivo de su posicionamiento.
Por ello, después de ver el primer capítulo, decidí ver otro, pero en este caso, miré los títulos de los cuatro que me restaban y salté directamente al tercero, titulado «Teorías», para ver si aparecía el otro gran héroe de esta trama; el periodista y criminólogo Juan Ignacio Blanco.
Mi interés se acrecentó al ver cómo desgranaban las inconsistencias de la versión oficial en torno al lugar donde fueron encontradas las niñas (lugares ya rastreados, sin rastros de sangre, con evidentes pruebas falsas como la tarjeta del médico de Antonio Anglés) y, ya más adelante, cuando el forense Frontela, después de varios meses, encuentra pelos en los cadáveres procedentes de ocho personas ¡que no habían sido investigadas! Evidentemente, hay mucha más información, y los cientos de seguidores del valiente periodista se habrán quedado decepcionados, pero lo cierto es que contaron bastante más de lo que la mayor parte de la gente sabe. [Hace como cuatro años vi una conferencia de Blanco en un pequeño local de Guadalajara y me quedé sorprendido del conocimiento que del caso tienen sus seguidores]
Las escenas más famosas del programa de Pepe Navarro capitalizaron este tercer capítulo, pero lo realmente fuerte vino cuando repitieron la escena en la que Juan Ignacio Blanco acusaba al ex director de Telefónica, Luis Solana, el ex delegado de gobierno Calvé y el cineasta Bermúdez de Castro de ¡figurar en el sumario como investigados! (cosa que no fue negado por nadie) y conocer el porqué a los tres días tanto García como Blanco se echaron atrás: ¡»alguien» había amenazado con cerrar Telecinco si seguían por ese camino!
Sin haber visto los dos últimos capítulos, y dada la impecable facturación de la serie, no me cabe duda de que se va a convertir en un fenómeno mundial, lo que va a hacer que se hable del tema en muchos países. Y todo ello, mientras, como sabéis, un periodista valenciano va a ser juzgado por sus afirmaciones sobre este otro caso, hasta cierto punto similar, en la misma comunidad valenciana, y con un nombre que se repite en boca del mencionado Josele Sánchez, lo que conectaría ambas tramas, a través de lo que se conoce como «Snuff Movies».
De hecho, la «pistola humeante» de este caso es un supuesto vídeo VHS sobre esa matanza que le llegó a un sacerdote de la comarca y que, supuestamente, obraría en manos de Juan Ignacio Blanco «por si acaso le sucediera algo». En esa cinta, siempre supuestamente, aparecerían todos los implicados.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin