España, Opinión y Noticias Externas — 22 junio, 2019 at 8:49 am

Los tres vectores en los que se dividirá Podemos el próximo año: duelo de parejas Cádiz-Galapagar, a la vista

by

Lo dije hace un año y medio y muchos me criticaron, pero el tiempo me ha acabado dando la razón: el proceso de disolución de Podemos es irreversible, y hoy El Confidencial apunta al nuevo partido que va a fundar la corriente Anticapitalista, dirigida por la pareja Kichi-Teresa Rodríguez, que se configura como la única alternativa a… la pareja Pablo Iglesias-Irene Montero.
No encontraréis debate ideológico o programático alguno detrás de esta disolución: es el clásico juego de las sillas, con la única diferencia de que, en lugar de ese asiento, son sillones los que se juegan y los concursantes son políticos con ganas de vivir del Estado. Pablo Iglesias intenta agarrar uno de esos sillones (donde colocar a todo aquel que le sea fiel) a base de mendigar a Pedro Sánchez, pero éste, a su vez, tiene que colocar a muchos de los suyos que se han quedado sin sillón después de que Vox descolocara el tablero en las autonómicas y municipales, por lo que su oferta es mínima.
Dado que Iñigo Errejón también ha declarado que en otoño configurará su nuevo partido, con el patrocinio de una Manuela Carmena -que está a punto de marcharse al PSOE-, todo hace indicar que «ese espacio político» quedará disuelto en la próxima estación y se partirá en dos o en tres. El niño prodigio de la política española tiene todas las papeletas para acabar en el PSOE, con los que le sean fieles, pero Iglesias no se lo podrá echar en cara ¡porque él está haciendo lo mismo!
Con lo cual, sólo el dúo gaditano podrá presumir de que son «algo diferente al PSOE» y por ello hasta es posible que venzan a la pareja de Galapagar en un eventual congreso.
La extrema izquierda, envuelta en una delirante lucha contra la naturaleza humana, va a acabar como el Sálvame, ya veréis.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin