España — 23 septiembre, 2019 at 7:34 am

La irrupción de Errejón en el panorama político español da la puntilla al desmembramiento de la ultraizquierda, que será absorbida por el PSOE

by

… Y por fin, Errejón se decidió a presentarse en las elecciones generales. La desintegración de Podemos que os llevo anticipando desde hace más de año y medio se ha consumado, perfilándose hasta cuatro bloques que pugnan por ese espacio: los troskystas de Teresa Rodríguez y el Kichi; los comunistas clásicos de Pablo Iglesias; los socialdemócratas de Iñigo Errejón y la izquierda regionalista e independentista en regiones como Valencia, Cataluña y Galicia.
Aunque la pretensión de Errejón sea implantarse en toda España, lo cierto es que (en contra de lo que él mismo pretende) sólo va a tener implantación real en Madrid, pues en cada región se ha formado ya una casta ultraizquierdista, aferrados a sus poltronas, que van a exigir el oro y el moro. Únicamente podrá atraerse a los descontentos con Pablo Iglesias, pero tendrá que pactar con las mareas en Galicia, los anticapitalistas en Andalucía o Compromís en Valencia. En suma: ¡que le va a pasar exactamente lo mismo que a Pablo Iglesias! (Con el agravante de que la tarta a repartir cada vez va a ser menor, por lo que las peleas están aseguradas).
Así las cosas, el único ganador de esta pelea será Pedro Sánchez quien, como ya advertí, utiliza a Iñigo Errejón para «cortarle la coleta» a Pablo Iglesias y fagocitar ese espacio con su «miniyó» de Pozuelo. Eso sí: que se ande con ojo con Iñigo, porque si finalmente pacta con él, desde el minuto 1 se pondrá a conspirar para robarle la silla a Pedro. Tiempo al tiempo.
Lo interesante de esta disolución de la izquierda es que esto ocurre cuando los tres temas que han forjado la unidad en torno a esta ideología actualmente están en acelerada caída:
1-El mito del cambio climático por el CO2, que es el banderín de proa del ecologismo es un dogma que está cayendo irremisiblemente.
2-Con Vox ya dentro de las instituciones, la ideología de género está cayendo en el descrédito.
3-Tras el fracaso de la independencia catalana, y el emerger de la verdad sobre el Imperio Español y las mentiras históricas creadas por los diferentes nacionalismos, como bien dice el periodista catalán Xavier Rius, «El catalanismo ha muerto», y con él, lo harán las miméticas ideologías de cada una de las regiones donde están implantadas las ideas izquierdo-regionalistas antes mencionadas.
Así que, a medio plazo, todo su argumentario quedará destruido, con lo que cada vez perderán más fuerza, se repartirán menos sillones y se pelearán más.
El único problema para los españoles, por tanto, se llama PSOE, y tiene el arma mortal: la posibilidad de manipular el sentido del voto, por eso desde la Asociación Elecciones Transparentes hemos creado el primer sondeo ciudadano de la historia.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin