Media — 12 noviembre, 2019 at 12:17 pm

«El Sentido de la Justicia, Atraco en nombre de la ley»: el círculo se cierra con la continuación de mi obra El Sentido de la Historia

by

(Presentación: VIERNES 13 DICIEMBRE). Todos nos lo estamos preguntando. ¿Cómo es posible que un hombre vaya a la cárcel por disparar a un ladrón cuando le está robando? ¿Cómo hemos podido llegar al punto en el que se decir que los niños tienen pene y las niñas, vulva, sea motivo para multar a un colectivo? ¿Cómo es posible que los violadores y ladrones salgan a los pocos días o meses de la cárcel y los soportemos una y otra vez reincidiendo?
¿Cómo es posible, en fin, que en este mundo reine la Injusticia?
Hace casi dos años me enfrenté a ese reto –el reto de explicar por qué no hay Justicia en este mundo- y decidí comenzar por el principio; es decir, por la noción de Justicia, y consecuentemente, las de Ley y Derecho que, como os podéis imaginar, aunque cercanas, diferenciarlas y entender cómo se han pervertido, son la «madre del cordero». Le pedí a mi amigo, el politólogo y abogado Adrián González, que me indicara un libro por dónde comenzar mi tarea, y me prestó el de Filosofía del Derecho que se estudia en la Universidad Autónoma de Madrid. Fue de gran ayuda, así como nuestras charlas, en las que le planteé mi tesis: relacionar del poder de ejercer la emisión de la moneda con la noción de Justicia, en la línea de aquellos ya míticos vídeos de «Dinero y Dios» que, obviamente, tenían que pasar por las nociones morales de la religión y las sectas/logias que han estado detrás de cada una de las civilizaciones.
Obviamente, tras repasar lo ocurrido en Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma, me tuve que enfrentar a la transición a la Edad Media por medio de la Iglesia católica y, posteriormente, el paso del Derecho Natural al Derecho Positivo que supuso el Renacimiento y posteriormente la Ilustración que alumbra (valga la redundancia), el mundo moderno del Estado de Derecho. Una gran cantidad de libros, y citas como en ninguno de mis anteriores libros, atestiguan que este es un libro de investigación, incontestable y a la altura de cualquier obra de consulta por parte de un historiador. Un libro que van a tener que tener en cuenta quienes quieran entender la historia del ser humano, con la diferencia que, como el resto de mis obras, he puesto todo este conocimiento de manera que cualquier pueda entenderlo. Aunque, eso sí, como no me gusta manipular, he de advertir que este es un libro para leerlo con calma, para saborearlo, porque en 260 páginas están contenidas, probablemente, la solución para todos los problemas que aquejan a la Humanidad. Es decir: conocer cuál es la raíz profunda del problema, el problema de la injusticia.

En definitiva que, al final, lo que empezó siendo una investigación sobre la noción de Justicia se ha convertido en la «precuela» de El Sentido de la Historia porque las nociones de ataques de bandera falsa y guerras provocadas, el endeudamiento y la ocultación de conocimiento, junto con la batalla entre el Derecho Natural y el Derecho Positivo son las claves de esta nueva ciencia llamada Conspirología que explica, por completo, la Historia. Me parece que los últimos capítulos, en los que hablo de la actualidad, después de conocer toda la historia humana desde el punto de vista de la (in)justicia, queda perfectamente claro dónde está el problema.
Sinceramente, no sé cómo vais a recibir este nuevo libro, si se le va a dar la importancia que tiene ahora o dentro de cinco años pero con él estoy cerrando un círculo, el círculo que conduce a la instauración de la Justicia en la Tierra, pues ha sido en la incapacidad para comprender dónde erramos el camino que nos hemos perdido.
Una pista que os puedo dar es que las guerras del siglo XIX en España entre los tradicionalistas con los modernistas/liberales son claves para entender quienes fueron los buenos: los carlistas. El camino se perdió, precisamente, cuando perdimos el Derecho Natural a cambio de un Derecho Positivo que es el reino de los sofistas, de los manipuladores de la palabra.
Entre las muchas novedades que aporta este libro a la comprensión de la Historia de la Justicia, os anticipo que la literatura, la Televisión y el cine son muy importantes para el establecimiento de leyes, porque están creando los mitos que otrora creaban los oráculos.
Por último, de momento (el día viernes 13 de diciembre a las 7:30- 7:45 lo presento en Madrid, en el Centro Gallego de la Plaza de Benavente), muchos os sentiréis gustosos de que, por fin, alguien introduce la «Conspiración de las Letras Mayúsculas» en la historia real y aceptada de la manipulación de la justicia.
Os espero el viernes 13 en el Centro Gallego, si no hay novedades. Los que queráis ser los primeros en leerlo, escribid a rafapal69@gmail.com Cuesta 16 euros y son 260 páginas.

PD: Esta noticia permanecerá fijada como la primera durante unos días, por lo que puedes mirar más abajo para ver más noticias, a partir del 13 de noviembre.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin