Política actual — 16 febrero, 2020 at 7:39 pm

Trump crea una empresa de «ciberseguridad» más potente que la CIA y el FBI, despliega unidades de élite para controlar a los antifas violentos en 10 ciudades y prepara sus próximos golpes

by

Ayer estuve viendo la intervención del Secretario de Estado norteamericano, Pompeo, en el foro de seguridad sobre Múnich, en el que, con tono triunfalista, anunció la victoria sobre los globalistas, y puso en el punto de mira a los gobiernos comunistas de Venezuela, Nicaragua y Cuba, lo que quiere decir que España también lo está, y el contenido de las 40 maletas de su vicepresidente, Delcy Rodríguez, a su paso por el aeropuerto de Madrid Barajas va a tener consecuencias funestas para Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
También ayer, Whatdoeitmean nos regalaba una información de gran trascendencia y de difícil análisis.
La cosa comienza con una reunión entre el equipo de Trump y el gobernador (demócrata) de Nueva York, Andrew Cuomo, en la que se le informa que no ponga impedimentos al establecimiento en esa ciudad de una estación de ciberseguridad que promete ser más potente que la CIA y el FBI juntas. El asunto es que en esa reunión a Trump le acompañaba el jefe del departamento de seguridad nacional, Chad Wolf, quien acto seguido anunció el despliegue de «unidades tácticas de élite» en las 10 ciudades donde los antifa tienen grupos violentos preparados para actuar: Boston, Nueva York, Chicago, Newark, San Francisco, Nueva Orleans, Los Ángeles, Atlanta, Houston y Detroit.
El asunto se complica porque el 70% del capital para esta empresa lo ha puesto Paul Singer, que es un banquero judío perteneciente al infausto Mega Group, de Jerry Wexler y Jeffrey Epstein, y lo va a gestionar el grupo israelí más importante en ciberseguridad, del que ya he hablado con anterioridad, la Unidad 8200. ¿Será un chantaje a cambio de que no se implique al tal Singer en el asunto de Jeffrey Epstein?
Acto seguido se nos recuerda que la persona que ha posibilitado desmontar la conspiración interna contra Trump es el ex jefe de la NSA, Almirate Rodgers quien, el día después de su toma de posesión, fue a ver al nuevo presidente a la casa blanca para advertirle de que estaba siendo espiado, lo que hizo que se mudara a una de sus posesiones, como recordaréis. El tal Rodgers tuvo que dimitir pero ahora se supone que es uno de los asesores en la sombra de Trump. Al parecer, va a ser el mismo Rodgers quien va a declarar contra el ex jefe de la CIA, Brennan, en el caso que está preparando el fiscal Durham, punto en el que coincide con las últimas publicaciones de Q.
Este segmento es de la Fox de hace unos días.
PD: Se me olvidaba. Sorcha Faal afirma que el millonario Singer se ha hecho con una gran cantidad de acciones de la empresa que posee la CNN, ATT. Se supone que, de ser cierto, cambiaría de signo en los próximos meses.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin