Media, Política actual — 11 marzo, 2020 at 9:54 am

Corey Feldman no logra superar las presiones de los grandes pedófilos: sólo nombra al actor Charly Sheen, como rostro conocido

by

De tremendamente decepcionante se puede calificar el esperadísimo documental de Corey Feldman sobre la pederastia en Hollywood. Los varios intentos de asesinato que sufrió con seguridad han hecho que buscara el «área de confort» y se conformara con nombrar al conocido depravado Charly Sheen, como único rostro conocido dentro de una ya conocida lista de mánagers y productores de poca monta: Marty Weiss, Alphy Hoffman, John Grissom y Dominick Brascia, eso sí, los tres primeros, judíos.
Eso sí: Sheen es hijo de uno de los tótems de la izquierda hollyoodiense, el también actor Martin Sheen, y el hecho de que el propio Charly fuera en su día un niño-actor, criado en la casta del cine, podría detonar a su vez más revelaciones, aunque por el momento ha negado las acusaciones.
Feldman ha ligado sus denuncias al movimiento Metoo. Aquí, el resumen del fiasco, contado por la revista Rolling Stone.
El estreno por Internet de este documental fue saboteado, debido a un más que probable hackeo.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin