Política actual, Salud — 23 marzo, 2020 at 9:58 am

El renombrado experto en bioterrorismo, Francis Boyle, aclara la creación del coronavirus en USA y vendido (por el Deep State) a China

by

Hace unos días, el insigne Francis Boyle, experto en biotecnología, que escribió en 1989 el borrador de la que sería la ley internacional sobre armas biológicas, profesor en la Universidad de Illinois y mediador internacional en Palestina y Bosnia, volvió a contactar con Alex Jones para concederle una entrevista sobre sus últimas averiguaciones sobre el origen del actual coronavirus, conocido en los medios por CoV-19 (aunque su nombre real es SARS Cov-2). Como vais a ver por el resumen que hago, esta entrevista, dado el rango que ocupa Francis Boyle, es absolutamente explosiva y fundamental para dilucidar el origen de la actual pandemia.
1-El 10 de febrero del 2020, tres científicos de Marsella (Francia) y uno de Montreal (Canadá) han firmado una publicación científica, en la que analizan el genoma del coronavirus de Wuhan, concluyendo que «ha provocado una ganancia en sus funciones comparado con otros coronavirus» (lo cual, es exactamente lo mismo que ha dicho un servidor en su último vídeo y en el programa «Los Intocables» de Distrito TV, el pasado viernes; es decir, que este virus ha adquirido una capacidad inteligente, que es la de detectar el «punto flaco» de cada ser humano). [La revista científica en la que aparece se llama Science Direct Antiviral Research].
2-El artículo viene a coincidir con lo publicado por unos científicos indios al comienzo de la pandemia en China: «El coronavirus de la glucoproteína en espiga contiene un sitio de escisión similar a la furina ausente en el CoV de la misma rama». Es decir, que al observar la glucoproteína en espiga de este coronavirus han observado una escisión que permite afirmar que le han inyectado un ARN «con el fin de obtener una ganancia (mejora) como agente biológico».
3-El coronavirus actual es una «sopa» de agentes biológicos que, lógicamente, ha salido del laboratorio BSL-4 de Wuhan, especializado en este nivel de peligrosidad. Según Boyle, «no hay ninguna justificación moral para efectuar esta ‘mejora’ de las capacidades patógenas de un virus».
4-El coronavirus actual es una «mejora» realizada sobre el MERS en un laboratorio de Carolina del Norte, y no desde Canadá, como dijo en la otra ocasión. En ese laboratorio de Nivel 3 realizaron un estudio sobre la transmisión de un virus desde el murciélago titulado: «Un grupo de virus procedentes de murciélagos similares al SARS muestran ser una potencial amenaza para el ser humano». La publicación es del 21 de diciembre del 2015. En esta publicación, colaboró personal de la Agencia del Medicamento y el doctor chino de Wuhan, experto en coronavirus Zengli Li Shi. Si añadimos a este dato que la Fundación China de Ciencia Natural financió este proyecto, tenemos que el coronavirus llegó a China de manera legal. [Hay que recordar las continuas acusaciones de Trump, en el sentido de la infiltración comunista china en Estados Unidos, con el jefe de la CIA, Brennan, a la cabeza].
5-La publicación dice: «hemos creado un virus-quimera que lleva inserto una nueva proteína zoonótica de espiga en el contexto del ya viable SARS. Este enfoque otorga una característica a la amenaza de la espiga del SARS» (quiere decir, que añade una capacidad más al SARS). Esta «mejora» tiene la capacidad de contagiar, ya sea desde el aire, como «en vivo». O sea, que la capacidad de infectar vía chemtrails es un hecho. Después, esa quimera o hipótesis en laboratorio, la probaron con ratones, y le dieron una capacidad más «robusta». Párrafos más adelante, la publicación señala: «los datos recogidos indican que los virus que utilizan esa capacidad añadida son capaces de inducir enfermedades considerables en ratas en el contexto básico del ya conocido SARS». Esto implica la creación de un virus con parecidas características al VIH, que es lo que dijeron los científicos indios al principio de esta crisis.
6-En una nota a pié de página señalan que la cepa de este virus fue obtenida de las instalaciones de Fort Detrick.
7-Aunque el virus se llevó a Wuhan, China, ha sido financiado por el Instituto de la Salud de Estados Unidos, y esto se sabe porque en la propia publicación así se aclara: «ha sido revisada por el Instituto de la Salud», y financiada por el Instituto de alergias y enfermedades infecciosas.
8-Todo esto explica por qué Trump ha acusado a China de la propagación de este coronavirus.
9-Otra publicación de 2010 demuestra que un instituto de Australia estaba trabajando con el ADN para fusionar el SARS y el VIH y crear así una superarma biológica, que fue exitosa, y allí es donde aprendieron los biólogos de Wuhan. Hace unos meses, esos científicos formados en Australia se fueron a Carolina del Norte y compraron ese virus, después de que Trump hubiera cerrado, en agosto, el laboratorio de armas químicas de Fort Detrick. Es decir que, como cerraban las instalaciones, los científicos aprovecharon la coyuntura para vender el virus a los chinos.
10-En un estudio publicado esta misma semana en ResearchGate por dos científicos de la Universidad del sur de China, afirman que el coronavirus salió de las instalaciones nivel 4 de Wuhan «por accidente» mientras manipulaban ese virus SARS modificado procedente de la Universidad de Carolina del Norte. Y la causa de que fuera un accidente, según Boyle, es que varios de los científicos implicados han muerto, lo que implica que no querían que esto sucediera. [También cabe la posibilidad de que fueran asesinados, obviamente]. Puede que lo aspiraran, y que el virus estuviera latente durante varias semanas, hasta que les afectó.
-Según Boyle, autor de la ley que persigue el bioterrorismo, ese laboratorio ha de ser cerrado inmediatamente, y los científicos implicados, detenidos.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin