Política actual — 23/11/2015 at 11:17

El sudeste asiático se une como preludio para la declaración del FMI del próximo lunes: máxima tensión esta semana

by

Semana de máxima tensión la que vamos a vivir, hasta que el próximo lunes el FMI declare la adopción de la moneda china (renmibi) como divisa de referencia, aunque es posible que esa inclusión no se haga efectiva hasta octubre del año que viene.
El terrorismo que ellos mismos han creado está socavando la UE hasta el punto de poner en suspenso uno de sus principios fundacionales (la libre circulación por sus fronteras), mientras que en las últimas semanas estamos contemplando un frenesí de negociaciones protagonizadas por Putin y su homólogo chino, que han culminado con un pacto de integración económica firmado por la antigua Birmania, Singapur, Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Vietnam, Malasia y Tailandia que configuran un espacio económico de 622 millones de habitantes.
Sumad a estos 600 millones, los 3.500 que juntan China e India, más los centenares de Rusia, Irán y Paquistán y tenemos a un 60% de la población mundial preparada para dejar de utilizar el petrodólar, con el aval del FMI en una semana (es decir, que la conversión del renmibi al dólar, el euro y la libra se hará automáticamente).
En otras palabras: los meses que pasen desde que el FMI admita la divisa china hasta que finalmente se haga “efectiva/oficial”, en realidad se estará produciendo el reseteo, armonizándose las políticas fiscales, preparándose el oro con los intercambios que ya se estarán produciendo, acostumbrando a los mercados y, sobre todo, sincronizando los ordenadores para el día en que se decida “apretar el botón”.
En estos meses, muchos “actores principales” del ámbito de las finanzas se darán cuenta de que la partida ha sido ganada por el BRICS, de manera que empezarán a desertar de las filas sionistas y, poco a poco, dejarán de apoyar a los terroristas, sabiendo que en unos pocos meses, el sistema mediante el cual envían el dinero será, literalmente, apagado. El terrorismo desaparecerá casi de repente en cuanto se produzca el cambio al patrón-oro y, de hecho, y pese a las apariencias, la irrupción de Rusia este otoño en Oriente Medio es la prueba de que ese proceso ha comenzado.
Como digo en el post anterior, el templo babilónico morirá matando y por eso es de esperar que sus artistas/esclavas alcancen niveles inimaginables de depravación (véase Miley Cyrus o Charlie Sheen) e incluso que se produzcan sacrificios rituales.
La victoria sionista en Argentina (Macri) es una mala noticia pero el proceso emprendido es irreversible, aunque, eso sí, esta semana viviremos una auténtica pesadilla de intentos de atentados (ojalá que se queden sólo en eso).
Mientras tanto, y coincidiendo con la hora de ruta del reseteo, la tecnología de plasma de Mr Keshe se está replicando en todo el planeta, y esperamos que rinda frutos en pocas semanas…
Los manuales para crear tu generador se están traduciendo a todos los idiomas: aquí, en español, el proceso para que el generador se cargue y “aprenda”.

[pro_ad_display_adzone id=119533]