España — 07/11/2017 at 17:26

Independentista catalán despierta a cómo fue programado

by

Creo que hace mucho mucho tiempo que no os pido el esfuerzo de leer un texto tan largo. Si os lo pido ahora es porque es desde el proceso de autoconocimiento de la mente de los independentistas como podemos llegar al origen de este problema. Hace días os prometí un texto de un catalán independentista que reconoció cómo le habían manipulado para que no se sintiera español, cuando viajó a Méjico y tomó conciencia de la españolidad. Os digo que este texto es el mejor acercamiento al origen de ese problema y, por tanto, debéis leerlo.
——————–

Hola Rafa,
No he tenido mucho tiempo pero al ver que me mencionaste en tu último video, me animé y pensé: este hombre se merece que le haga el artículo cuanto antes! Intentaré explicarte lo mejor posible mi vivencia y punto de vista.
Nací en 1979 en Barcelona, mi madre es andaluza de Huelva, aunque sólo ha vivido en Andalucía hasta los 6 años, después se crió en Navarra con mi tía y desde los 23 vive en Barcelona, por lo que ni tiene acento andaluz. Mi padre es catalán, militar de infantería, hijo y nieto de militares, aunque su familia era de Soria, mi padre nació en Barcelona y ha vivido en Barcelona y otros pueblos del interior de Cataluña toda su vida hasta que se retiró. Mi padre es un enamorado de Barcelona, cuando paseaba por el centro con él cuando era pequeño me explicaba historias de cada rincón de la ciudad, de cada tienda, de cada edificio, es una persona muy culta, habla 6 idiomas, entre ellos latín.
Mis padres se separaron cuando yo aún no tenia dos años, y mi hermana cinco. Desde entonces mi madre salió adelante como pudo y desde entonces está con otro hombre que ha sido mi medio padre, con el que aún está. Alberto vivió siempre en su casa con sus dos hijas (que también estaban con su madre dependiendo de los días de la semana) y mi madre en la suya, sólo estábamos todos juntos los fines de semana, ya que íbamos a la casa que tenía en Pineda de Mar donde teníamos el grupito de amigos, también íbamos al pirineo. Alberto es de nivel medio-alto, mi madre bajo, por lo que yo siempre viví humildemente y con esfuerzo aunque a la vez tuve contacto con toda la pijería de Barcelona a través de mis hermanastras y amigos comunes. Tanto mi madre como Alberto son socialistas clásicos, fans de Felipe González y hasta han llegado a asimilar la teoría de género (aunque sin saber de que se trata, y créeme, aunque lo he intentado es imposible explicarles nada). No he mamado ni una pizca de patriotismo español en casa. Con mi padre tuve muy escasa relación, nos veíamos unas dos veces al año, siempre en el mismo bar de la plaza Rovira, estábamos mi hermana y yo un par de horas con él y listo, para mi siempre fué un hombre misterioso e interesante, con el que en los últimos años he
retomado el contacto aunque viva fuera.
En casa siempre hemos hablado castellano, soy castellanoparlante. El barrio donde me crié siempre habia sido como un pueblo dentro de la ciudad, vivía la gente de siempre que era de clase obrera y bastante catalana de toda la vida, pero te reaseguro y perjuro que nunca vi ningún tipo de división ni nada, ívamos todos juntos, todos usábamos las dos lenguas y nos considerábamos todos chavales del barrio. Ahora mi barrio está lleno de modernillos y erasmus, tiendas de diseño, locales de comida rápida y por supuesto se ha encarecido. También se ha ido volviendo desde los años 90 en un centro neurálgico del independentismo, han aparecido bares temáticos del independentismo, asociaciones, casales culturales… siempre habia habido muchas casas okupas también, como la mítica Casa de la Muntanya.
Cuando empezé 1o de EGB ya entendía el catalán y hacia las clases en catalán sin problema ya que no es muy diferente del castellano y de oirlo a otros niños lo aprendes rápido. Iva a una escuela católica, La Salle Gracia. Las clases se hacian en los dos idiomas, dependiendo del profesor pero vaya, que nunca hubo problema alguno con las lenguas, los catalanoparlantes hablaban castellano y viceversa, todos contentos. Aunque si tengo que decirte que la semilla de la inmersión linguística ya estaba plantada, y a algunos profesores se les veía el plumero pero aún no estaba la cosa tan avanzada. Lo que recuerdo del EGB en cuanto a adoctrinamiento es que, por ejemplo, me hacían estudiar toidas las comarcas catalanas y sus capitales pero apenas las españolas, igual que la geografia e historia, donde Cataluña era el centro de esas asignaturas, pero sobretodo porque así lo indicaban los libros de texto, no tanto los profesores que eran muy normales y neutrales (ahora la mayoria son catalibanes, los otros se jubilaron o se fueron). Recuerdo por ejemplo una vez que nos llevaron al auditorio de la escuela y nos pusieron el video Història de Catalunya, creado por la Gene, en el que se afirmaba que era el milenario de Cataluña (988-1988) y me lo creí, más que nada porque no habia nada ni nadie que corrigiera ese error, decían esto en TV3 y nunca nadie dijo lo contrario, así que te lo crees y encima llegas a pensar que la otra parte calla para ocultar la represión a la que ha sido sometida Cataluña, porque no dice nada sino? Recuerdo que todos mirábamos los dibujos de
TV3 (siempre japoneses) porque eran mejores que los de otras cadenas y porque TV3 se lo curraba mucho en programación infantil, ya desde finales de los 80 tenia el Canal 33, segundo canal autonómico, con un montón de dibujos y programas infantiles que no tenían parangón en TVE, hasta habia el Club Super3, que además de ser un programa infantil que duraba toda la tarde, tenías un carnet de socio que te daba descuentos en un montón de cosas y organizaban festivales muy currados para los niños (por cierto, hace unos años el Club Super3 tuvo de himno muy popular una canción titulada “No Tinc Por”, igual que el lema de la manifestación por los atentados de Las Ramblas). TVE, nada de nada… claro, empiezas a creer que los catalanes somos mejores, que somos un grupo más cohesionado y competente. La pinza es entre TV3 y la educación, pero también por todo el entramado de casales de verano, colonias y talleres todos dirigidos por Cumbayás (no sé si sabes a que me refiero). Esa gente ha ido monopolizando todo: las escuelas, casales de verano, protestas callejeras que aunque fueran de estudiantes siempre aparecían esteladas (a ver quien tenia huevos de llevar una rojigualda, desaparecieron), los medios públicos de radio y TV, fiestas populares en ciudades y barrios, asociaciones de vecinos… todo regado de subvenciones de la Gene (esto lo sé ahora, entonces no claro, lo ves como algo natural y espontáneo).
Más adelante hubo la explosión del Rock Catalá, una serie de bandas de Rock subvencionadas por la Gene (Els Pets, Sopa de Cabra, Brams, Sangtraït, Sau…) para crear una versión catalana de la industria del entretenimiento, al más puro estilo Tavistock. Obviamente, Loquillo o Los Rebeldes no entraban en el selecto club, ya me entiendes… Los conciertos eran auténticos aquelarres catalanistas, se transmitía una imagen muy potente, ese vínculo emocional pesa mucho en la gente todavía, lo que vivieron esos años y que era diferente de lo que habia en España. Siempre habían las esteladas de rigor y todo aquel movimiento estaba vinculado al protoindependentismo latente ya en aquella época, aunque era la primera generación todavía que estaba inmersa en todo ello, las siguientes han sido peores porque ademas de TV3, escuela y compañía esta vez ya eran los propios padres que han educado a sus hijos en su religión, tengo muchos amigos que pertenecen a este tipo de familias. Si te gustaban esos grupos de música como a mi, ya que algunos eran buenos, pues ya eras del rotllo,y las banderas esteladas
y consignas indepes venían en el pack, pero es que ni te dabas cuenta, lo veía todo tan normal!! Y los que no comulgaban con eso eran unos marginados, unos renegados fachas, catetos, de clase baja y que no se enteraban de que era lo bueno, que les costaba hablar en catalán y asimilarse?? como se podia ser tan facha y renegado?? Realmente, eso del “hecho diferencial” es para sentirse superior, porque como decía Albert Boadella, no me interesa ser diferente para ser igual o peor, si soy diferente es para ser mejor. Al tener la dicotomia esp-cat en la cabeza, no entendia porque los españoles les dolia tanto y cabreaba el independentismo, lo que me hacia pensar que eran unos imperialistas, unos fachas intolerantes, está todo muy bien pensado… La empatía hacia el que ve cómo su patria es insultada y desmembrada es inexistente.
Hay que resaltar también que siempre se nos ha dicho en TV3 y los libros de texto de la escuela que a Cataluña llegó inmigración de España (no de otras partes de España) porque pobres, no tenian que comer y España es tan mala que les negaba el pan que la generosa y magnífica Cataluña si les daba, nos ponían en los libros de texto fotos de familias llegadas a la estación de Francia arapientas y con aspecto de desgraciados hambrientos, con maletas atadas con un cordel, casi insinuaban que las mandaba Franco para descatalanizar Cataluña (como si no hubiera un montón de catalanes por toda España!). Se nos hablaba de que Cataluña tenia que “integrar y asimilar” a esas personas y que las que lo hacían eran buenas, y las que no entraban en el juego de la “asimilación” eran malas y podrian destruir “nuestra cultura e historia”, por eso se metia en la cabeza que sólo la independencia podria atajar el inevitable proceso de españolización de Cataluña, es una cuestión de supervivencia. Es todo muy perverso. Incluso hicieron una teleserie en TV3 llamada “La Juani” que trataba de una andaluza que llegaba a Cataluña y se integraba, creo que en la serie la Juani acababa siendo profesora de catalán incluso, la serie era una versión separatista del fenómeno de la inmigración. Mi madre llegó de fuera, pero no era ni una pordiosera ni una colonizadora, ni un peligro para Cataluña aunque así casi me lo hicieron ver, yo mismo sentí que tenia que catalanizarme… me averguenza decirlo pero es verdad.
Yo me fui de casa a los 21 porque me enamoré de una madrileña que se vino a Barcelona que
más adelante me dejó totalmente devastado (ojo que esto no tiene nada que ver con mis ideas políticas de entonces). A partir del 2002 ya vivia mi vida y sobreviví trabajando en varios lugares, hasta que en 2004 empecé a estudiar investigación privada, ahora soy detective. Antes de acabar los estudios pasé unos años bastante locos, y empecé a viajar. El primer país (a parte de Francia que ya lo conocía) que visité fué Holanda porque tenia una amiga que se poasó un año allí haciendo un erasmus, y la visitaba porque desde la primera vez que fuí me gustó la experiencia y el ambiente. Para esa época yo iva orgullosamente diciendo a todo el mundo que era catalán, a los amigos de varios paises que hice allí, e iuntentaba explicarles lo de la identidad, la historia… y la gente me ponia caras raras y cuando les decia que era de Barcelona decían: Ah, eres español! Y eso me cabreaba (!), me daba cuenta que llevaba mi españolidad escrita en la cara y lo veia todo el mundo menos el grupito de catalanes que estábamos allí.
Entonces en ese verano, 2004, estando en Holanda, un amigo y yo que fuimos tres días a Bélgica, conocimos en el albergue a un grupo que eran dos chicos, dos madrileños, y dos hermanas mexicanas que estaban de viaje por Europa. Me hice amigo de las hermanas mexicanas y después de verano vinieron a Barcelona, mantuvimos el contacto siempre.. una gente encantadora. Cuando aparecia el tema este de Cataluña, ellas me respetaban lo que decia pero ponian caras raras, no me hacian mucho caso. Al año siguiente, en 2005, pude ir unas semanas a México a visitarlas, especialmente a la mayor de ellas que era con la que me llevaba mejor y nos pegábamos buenas fiestas. Eran de una familia riquísima de México, ni más ni menos que los Gálvez, descendientes de Don Bernardo Galvez, aunque en aquel momento no lo sabia y ellas nunca decían nada del origen de su familia, yo solo veia que eran multimillonarias. Por primera vez, la hispanidad entró en mi, a 12.000 kilómetros de mi hogar.
La gente que conocí, su amistad, poder hablar con todo el mundo en español, ver que la gente me trataba bien porque habia venido desde “la madre patria” a México, ver que esa gente tienen muchas cosas que son mías, ver capillas de Montserrat en todo México… Joder, esto no me lo habían contado!! Tengo que renegar de todo eso??? Teniendo un pobre conocimiento de la historia de España y de la Conquista, fuí testigo ocular de lo que hemos sido los españoles, de
nuestra obra y de que aunque en algunos lugares de España se quiera erradicar, fuí testigo directo de la Hispanidad. Cuando regresé a casa, ya no fue lo mismo. Seguia con mis ideas más o mneos pero por inercia, por amistades, y porque sólo habia empezado a desmontar lo que se me había implantado en el cerebro. Rafa, el separatismo es claramente una mezcla entre ingenieria social a largo plazo y MK-ultra, suena exagerado pero es así, se utiliza el trauma. Aún no habia desmontado mi separatismo porque creía que era algo bueno y legítimo para Cataluña, que era una cuestión de “justicia histórica” que Cataluña fuera independiente en el futuro, pero… no odiaba a España, ya no. Desde entonces tuve una especie de desdoblamiento personal, porque aunque seguia creyendo en lo de la independencia, seguí viajando por el mundo pero ya diciendo que soy español, hasta me acuerdo cuando estuve en Cuba cómo presumía ante la gente que allí conocí de que la bandera española de la embajada se veia la más grande desde el puerto de La Habana, y me emocionaba. Después de todo lo que sé ahora, me siento 100% español y catalán, y orgulloso, ha sido un cambio paulatino y a contracorriente.
El caso es que por esa época, empecé a entrar en el mundo de la conspirología, ya que siempre habia tenido mucho interés en temas de este tipo. Aprendí sobre el sionismo, los nazis, el dinero-deuda, la energia libre… digamos que eso del separatismo seguia allí pero habia pasado a un segundo plano, habian temas más importantes. Y de golpe, llegó “El Prusés”, y eso me hizo pensar. De golpe ser independentista declarado era la moda y las instituciones de Cataluña en bloque lo apoyaban, los cagados convergentes pactistas de toda la vida se volvieron los más indepes, y empezó a ser un monotema… ummm, que raro no? Ahora todos son indepes? Me costó bajarme del burro, tuve que emplearme a fondo en historia, en analizar los argumentos, investigar que habia detras ya que al ser detective ya veia las cosas de otra manera Una de las claves para bajarme del burro es que yo no odiaba a España, aunque
hubiera pensado que la independencia era algo legítimo, bueno y justo, pero no podia odiar a España, y ese odio es la clave de todo, sin eso el separatismo no funciona, por muchos argumentos fantasiosos o victimistas que se esgriman.
He perdido amistades y he tenido discusiones con familiares por culpa de este tema, piensa que me he convertido en un “botifler”, y eso aqui no se perdona. Da igual lo que les expliques o les demuestres, al indepe se le ha robado su sentimiento hacia España, por eso no le entra en la cabeza lo de la soberania española, es inutil, él no entiende que somos un mismo pueblo, no hay manera. Hay aspectos que son realmente vergonzosos, como esa gente que se niega a hablar en castellano y cuando lo hace fuerza el acento catalán para hacer ver que esa lengua es ajena a él y que le representa un gran esfuerzo hablarla correctamente, como el tonto del Joan tardà por ejemplo. Los separatistas de pro son antiespañoles, el separatismo es un populismo antiespañol, lo que quieren es no ser españoles, a muchos de ellos si los convirtieras en franceses lo aceptarían y se olvidarían de lo catalán, seguro que hasta lo mirarían con desprecio ya que la catalanidad es hispanidad, y lo verían como algo “español”, que ironia. Son unos acomplejados que pretenden ser lo que nunca fueron, y desprecian lo que son. Te podria poner tantos ejemplos…
Actualmente soy autónomo, estoy casado con una rusa y tengo dos hijos. Ahora me veo con el problema que mi hijo no puede estudiar en español en el colegio, cuando lo necesita porque en casa hablamos tres idiomas y ponerle un cuarto será un problema, nunca antes habia pensado en ello y con este y muchos otros detalles, estos años estoy dándome cuenta de la locura que es todo esto. Para ponerte un ejemplo de la paranoia que hay, hace poco nació mi segundo hijo y tuve que ir con mi mujer al hospital porque habia roto aguas. Al antrar en la sección de maternidad, empecé a hablar con una doctora, en catalán, y ésta empezó a hacer preguntas a mi mujer que no entendía porque no habla ctatalán, hasta que a la tercera o cuarta le dije a la doctora que hablara español si queria que la entendiese, todo esto dse lo dije de manera educada y en catalán, y la tia empezó a hacer preguntar que porque no hablaba catalán, que muy mal y que si vivia aqui tenia que hablar catalán porque bla bla bla… Y le grité que se
pusiera a hacer su trabajo y se dejase de hacer política linguística estando mi mujer con el niño que casi le salía la cabeza… esto es lo que tenemos aquí.

[pro_ad_display_adzone id=119533]

Comments are closed.