General, Internet, Política actual — 21/03/2014 at 17:14

La revolución que trajo Internet y el P2P, hoy se llama Bitcoin y Tecnología Keshe: la Humanidad vislumbra la “Fase Mariposa”

by
Pintada del bitcoin en Madrid

Pintada del bitcoin en Madrid

Han pasado 15 años desde el advenimiento (masivo) del invento más importante en la historia de la Humanidad y creo que es momento de hacer un balance de lo que ha significado: mucho se habló al principio de siglo de lo que iba a significar pero hace tiempo que no veo ningún comentario sobre lo que ha cambiado la vida en el Planeta desde que se extendió la red de redes.

La razón de que ya no se lea “sociología sobre la red de redes” es porque lo más importante que ha provocado en estos 15 años es, precisamente, ¡la desautorización de la verdad oficial! (incluida la política, la ciencia, el arte y la historia). Es decir, que Internet ya no les interesa porque les ha dejado obsoletos.

No sé si os he contado que, en mis tiempos en el periodismo informático, tuve el honor de entrevistar a Vinton Cerf, uno de los padres de Internet. Y digo “honor” porque de la entrevista extraje que los creadores de esta Red tenían un nivel intelectual y humano altísimo: eran unos seres que sabían perfectamente lo que iba a provocar en la Humanidad. …

Lo que quiero decir, vaya, es que querían provocar justo lo que ha pasado: la desacreditación de la verdad oficial pero, quien sabe si el cambio de las estructuras sobre las que se cimenta esta sociedad.

Podríamos hablar largo y tendido sobre la sociedad de la información y la realidad, evidente ya, de que todas nuestras telecomunicaciones son espiadas pero, al mismo tiempo, lo cierto es que no han podido censurar la información y, pese a los ataques que yo mismo sufro, toda la información está ahí. La dualidad google-trabajando-para-NSA y google proporcionando la información es innegable.

Hago esta pequeña recapitulación para identificar la batalla que supuso el intento de suprimir los sistemas P2P (recordad napster y demás servidores hasta llegar al E-mule, Ares o Pirate Bay) con la batalla que está sucediendo, ahora mismo, de la banca-sistema oficial con el Bitcoin y el séquito de criptomonedas. La clave está en la descentralización.

Yo creo que en el tiempo en que sucedía aquella batalla contra Napster muchos no entendían que lo que estaba de verdad en juego era la posibilidad de levantar una sociedad en red, intercambiando información que, por un lado, ha tumbado la industria del entretenimiento basura y, por otro, ha resultado el advenimiento para esta batalla “3.0” que es convertir el dinero en un P2P más: intercambio descentralizado. Estoy hablando del bitcoin y las criptomonedas.

A pesar de los innegables ataques para quebrar su credibilidad y seguridad, en los últimos meses el número de criptomonedas se han multiplicado y diversificado tanto… como los archivos del comienzo de la era P2P. Se están creando decenas monedas locales, monedas para proyectos sociales (Karmacoin, NUEVO), monedas nacionales…

Sinceramente, no os puedo explicar mucho porque esto va a una velocidad que a mí, de momento, me supera. Este es un fenómeno que está en su fase larval, mutando a mariposa, todavía, aunque sospecho que, en última instancia, son las mismas personas que montaron la red de redes, quienes lo han ideado. (Es sólo una sospecha, ojo: una sospecha).

Lo  que sí sé -lo que os puedo asegurar- es que la comunidad hacker se ha metido de lleno en la cuestión, es decir, que todo aquel informático/manitas que hace doce años estaba con el napster o el emule, hoy se ha puesto a “minar criptomonedas” y, de hecho, la industria de los PCs (que había sufrido una parada brutal porque el público se ha pasado a los portátiles y las Tabletas) hoy se mantiene gracias a que se están vendiendo ordenadores con tarjetas gráficas específicos para “minar criptomonedas”. Los locos de la informática ponen esos ordenadores a trabajar hasta quemarlos literalmente ¡en unos días o semanas! a cambio de obtener esos bitcoins (hacen un cálculo de lo que vale la máquina frente al valor de las criptomonedas que van a obtener).

Obviamente, también las industrias informáticas y las megaempresas deben estar haciendo lo mismo, así pues, deben estar consiguiendo una buena parte de esos millones de bitcoins que faltan por “minar” (así se conoce la proceso de reventar su encriptación que se retribuye con los propios bitcoins, de manera que  se aumentan los bitcoins y más gente pasan a formar parte de la comunidad).

El otro día, comentando el tema en una cena con amigos, me di cuenta de que ese mismo proceso de “liberación de los bitcoins” es como el reparto de cartas en una partida. Quiero decir: este proceso del minado está haciendo que se reparta la moneda, cuyo valor estará, realmente, en su valor de uso, una vez que estén todos sobre la mesa. Aquella criptomoneda que más se use (porque está más repartida) será la que triunfará como moneda de referencia.

Si una criptomoneda (por ejemplo, el bitcoin) no se mueve porque hay un poder (megaempresa, una secta) que lo ha capitalizado, la gente se moverá a otra que esté más repartida, que la tenga más gente, vaya, como los propios P2P. ¿De qué te serviría entrar en un “emule” en el sólo haya 20 personas que tengan el 90% de los archivos? ¡Dependerías de esas 20 personas!

¿Lo entiendes?

Sin duda alguna, e independientemente de lo que pueda ocurrir, porque los peligros y obstáculos son innegables, las Criptomonedas corresponden a la etapa de madurez de la Red, la etapa en la que se configura como una alternativa TOTAL al sistema… Porque van al corazón del mismo: a sustituir el protocolo mediante el que se funciona (el dinero-deuda).
Es pues, un cambio de protocolo en toda la regla, con el doble significado informático que ello implica. De ahí que haya sido en este momento cuando me haya decidido, también, a contaros el origen del dinero y su relación con la idea de un “dios” falso, materializado en la serie “Dinero y dios“: es el momento de ir al corazón… de todo, incluido Dios, y el cambio se materializará.

Todo lo que hace falta ahora mismo es que aparezca un sistema para convertir esas criptomonedas (por ejemplo, la que pueda crear una cooperativa alternativa como la Xarxa en Cataluña) en una divisa de referencia que a su vez permita a ese ecoaldeano intercambiar productos con otra ecoxarsa en Valencia  o, incluso, irse a Venezuela con su criptomonedero o poder pagar en una cafetería de Berlín (me cuentan que hay una calle entera de  esta modernísima ciudad que ya admiten los bitcoins).

Comida, servicios, vacaciones, hostelería, Arte, Conocimiento… Tendríamos así prácticamente todo lo necesario para montar un sistema alternativo… salvo la energía y el transporte.

Porque si quiere ir a Valencia, Berlín o Venezuela, el ecoaldeano catalán seguirá necesitando poner gasolina o pagar un billete de avión (aparte de la electricidad para su casa, claro).

Y entonces llega Keshe y libera su tecnología de plasma, incluido su generador de energía… y sus planos para crear platillos volantes. Hace cinco días nada más.

No, no es broma, pese a los brutales ataques para impedirlo (ayer mismo, esta web soportó unos ataques que no os podéis imaginar), esa información ya es P2P, ya está en todo el Planeta. Y la fabricación de vehículos antigravitatorios es una de esas informaciones liberadas.

En estos momentos, cientos y cientos de personas en todo el mundo deben estar comenzando a replicar ese motor de plasma y en pocos meses será una tecnología tan abierta como las canciones que se han compartido con el Emule.

Y los más avanzados,  se lanzarán a construir estas naves antigravitatorias.

Sí, obviamente se establecerá una nueva batalla por parte del Sistema tratando de ilegalizarlos pero ya será tarde.

La sociedad en Red (La Humanidad) habrá triunfado. Como ocurrió con los sistemas P2P, cuando una tecnología benéfica se ha extendido a la masa crítica, es imposible que el sistema pueda pararla.

Por eso la Bestia escupe bilis, porque está agonizando.

Los tambores de guerra que escucháis en Ucrania o Israel son los últimos estertores de la Bestia porque sabe que los muros de la prisión donde retenía a los seres humanos tienen agujeros por todos lados y la gente está comenzando a escapar (y a enseñar a otros el camino de la Libertad).

Se aproximan meses apasionantes.

En realidad, los estamos viviendo ya.

Felicidades.

Comments are closed.

Hola mundo
Blowjob