General, Media — 02/09/2013 at 12:34

Las “It girls”, Madonna y sus clones: Spears, Gaga, Shakira, Aguilera, Cyrus… Y las Femen

by

Es probable que últimamente hayáis leído acerca de una nueva tendencia femenina llamada las “It girls”. Seguramente, aunque sepas un poquito de inglés, no te has parado a traducir esta expresión. Con seguridad, ni las chicas que compran estas revistas ni, por supuesto, las redactoras que la escriben, han hecho lo propio. Dado que la palabra “it” es el pronombre de género neutro para “cosas”, la traducción literal sería “mujeres-cosa” o, más claramente: “MUJERES OBJETO!!”

O sea, que las niñas que compran esas revistas o caigan en la trampa de la seducción del “éxito”, lo que van a aprender es a ser MUJERES OBJETO. Tremendo…

Hace falta ir un poco más atrás para encontrar el origen de esta grandísima tomadura de pelo que convierte a las niñas en pijas superficiales, manipuladoras… y golfillas.
El origen de este movimiento, sin duda, habría que encontrarlo en la desgraciada esclava sexual de la élite Marilyn Monroe pero, modernamente, sin duda alguna, la figura más relevante es Madonna. Todas las “cantantes” de moda ahora mismo: Lady Gaga, Shakira, Cristina Aguilera, Britney Spears o la misma Miley Cyrus la imitan descaradamente, en su manera de bailar, de vestirse… y de comportarse. Lo del otro día de la ex hadita Disney Miley Cyrus en la gala MTV está muy claro que no fue más que otro show erótico de Madonna, comenzando por la ropa interior y terminando por el restregamiento. Todos los numeritos de Britney Spears, Cristina Aguilera o Lady Gaga son clavaditos a los de Madonna, ¿verdad?

Ahora bien: todas aquellas mujeres de 50, 40 y 30 que idolatrasteis o imitasteis a Madonna y os hayáis dado cuenta cómo se están creando descaradamente niñas-ídolo, deberíais pararos a pensar por un momento: si han creado a estas cantantes MK Ultra para manipular a las niñas de ahora, ¿no me programaron a mí misma a través de Madonna?

Por fortuna, el fenómeno “Madonna” es muy fácil de descodificar porque su “vida” es bastante clara.

Madonna firma con una gran discográfica en 1982 a la edad de 24 años y su primer disco aparece, con una gigantesca producción, en 1983. En 1978 había llegado a Nueva York y su único bagaje fue tocar la batería en una banda de cuarta fila “Breakfast Club” y unos pocos temas con su propio grupo, “Emmy & the Emmys”. Así pues, una completa desconocida se convirtió, de la noche a la mañana, en un fenómeno mundial: todas las revistas y las televisiones hablaban en ese año 1993 del nuevo “fenómeno musical”. Pero, ¿por qué ella? ¿No había miles de chicas con muchísimo más talento que ella y con muchísimo más bagaje? ¿Por qué la industria musical decididó que Madonna iba a ser un icono de la nueva mujer?

Sin duda alguna, Madonna fue lanzada como el contrapunto al “castrato” Michael Jackson, cuyo lanzamiento mundial sucedió en 1982, con la ampulosa obra presentada con el carísimo vídeo de “Thriller”. El femenino y casi seguro víctima de abusos sexuales Michael Jackson, frente a la masculinizada Madonna, que en italiano significa “Virgen”.

Aquel famoso vídeo (el primero que hizo y uno de los señeros del comienzo de la era del vídeoclip) es un libro abierto de cómo llegó hasta allí. En ella se la  ve vestida de novia entre mansiones Iluminati mientras se insertan fotogramas de un león y un hombre con la careta del mismo felino, un guiño muy claro a las ceremonias Iluminati que ya vimos en “Eyes Wide Shut”. Los cambios de vestuario siempre van del blanco virginal al negro… con el que acaba en Nueva York. Es decir, alcanza el éxito. Como veremos, Madonna es uno de los grandes hitos de la Ingeniería Social moderna.

En ese vídeo están mostrando abiertamente el proceso mediante el cual Madonna fue adoptada por la élite para simbolizar a la mujer “moderna”: un feminismo decididamente materialista (mujer-objeto) que queda representado en el vídeo “Material Girl”, que es una representación de una orgía, en la que Madonna va pasando por las manos de decenas de hombres para conseguir sus objetivos del éxito. “Algunos chicos me besan/ algunos me abrazan y a mí me parece bien/ pero si no tienen una buena tarjeta de crédito, paso de ellos. Pueden pedirme y suplicarme, pero no van a ver la luz porque sólo el chico que tiene pasta es el Bueno para mí… Porque vivimos en un mundo materialista“.

Aunque es bastante conocido, poca gente se ha atrevido a decir con claridad cómo llegó Madonna a donde está. En el año 1985 demandó a un productor de cine porno por utilizar su nombre sin su permiso para publicitar una de las cintas que grabó en 1980, antes de ser famosa y quería abrirse paso en Nueva York. Está demostrado, pues, que Madonna se abrió paso en la industria prostituyéndose y si no, leed este simpático comentario en un foro de yahoo, en el que, al tiempo que desmienten el pasado porno de Madonna, sus propios fans admiten “¡que se acostó con productores musicales para abrirse paso en sus comienzos“. Tampoco hay que extrañarse, ya lo dijo en el vídeo “Material Girl, ¿no?

Sin duda alguna, que la estética y las actitudes de Madonna (recordemos que ella se autocalificó de “bisexual”, al igual que todas sus seguidoras actuales) es el modelo sobre el que se construyeron -y construyen- su larga serie de clones y la tendencia hoy en boga de las “It girls” que ya reivindica, sin ningún tipo de tapujos, a la Mujer Objeto, que abjura del Amor en pos de la materia, es decir, la prostitución. De ahí a las Femen y el feminismo-porno… un paso. Mirad otro de sus “actos reivindicativos“.

 

Hola mundo
Blowjob