Política actual — 16/08/2017 at 12:27

Rusia demuestra que el atropello de Charlottesville fue orquestado por el agente de la CIA Brennan Gilmore

by

La foto que estás viendo corresponde a Brennan Gilmore, quien actuando como agente de la CIA a las órdenes de la embajada USA en la República Centroafricana, orquestó una guerra entre musulmanes y cristianos en 2013 en lo que se conoce como “el conflicto olvidado“.
Tras la victoria de Trump en noviembre del 2016, Gilmore volvió a Estados Unidos para ponerse a las órdenes del candidato a gobernador por Virgina, Tom Perriello, que perdió las primarias en este mes de junio. Tras el fracaso, Gilmore se puso a trabajar junto al alcalde demócrata de Charlottesville, Michael Signer, quien anunció a Trump que su ciudad se convertiría en la “capital de la resistencia”.

Kessler: de activista de izquierdas a ultraderechista, en cuestión de meses. Un agente de Soros.

Los registros telefónicos de la inteligencia rusa tienen pruebas de que Gilmore y Signer se comunicaron telefónicamente con el ex activista de Occupy Wall Street reconvertido (REPENTINAMENTE) en activista de la ultraderecha, Jason Kessler, convirtiéndose en el líder de la protesta que derivó en el atropello del pasado 12 de agosto. Kessler también fue editor de noticias para la CNN.
La estrategia para provocar los muertos que luego han caído en el “debe” de Donald Trump fue la siguiente: mientras Kessler convocaba una marcha por la “unidad”, el alcalde retiró a la policía, permitiendo que la marcha ultraderechista se encontrara, de lleno, con la contramanifestación de la izquierda de Soros.
La jugada se completa con la aparición de Gilmore, armado con su videocámara, para grabar la estampida del coche que mató a la manifestante, dando acto seguido las consabidas entrevistas a la CNN, como estaba previsto en el guión previamente escrito.
Toda una obra de teatro muy parecida a la que dio origen a la guerra en Ucrania, con los conocidos disturbios de la plaza de Maidan, ingenierizados por las huestes de George Soros.
Contraatacando estos movimientos, Trump ha ordenado investigar a 1,3 millones de usuarios de una red procomunista, para filtrar todos los elementos que podrían provocar una guerra civil por orden de Soros.

Hola mundo