Política actual — 08/11/2017 at 09:19

Rusia y USA restablecen sus comunicaciones y evitan una guerra de bandera falsa entre Líbano e Israel

by

Mientras Trump se va de Estados Unidos para salvar su vida, al tiempo que se desarrollan las batallas contra los sionistas de Hollywood y la parte saudita de la conspiración del 11-S, Whatdoesitmean nos informa con detalle del ataque de bandera falsa desarticulado, que tenía como fin crear una guerra entre Líbano e Israel (antes de que se produzca el momento para recuperar los Altos del Golán).
Gracias al eje de comunicación entre Irán-Rusia-Estados Unidos, los militares fieles a Trump pudieron enterarse de que el primer ministro libanés, Hariri, había sido comprado por Israel para generar un ataque del que culparían a Hezbolá, simultáneo con otro ataque con misiles contra Riad atribuido a Irán, desencadenando una guerra. Por orden de Trump, Hariri fue llamado a Arabia Saudita, donde fue obligado a dimitir delante de la televisión saudita, desencadenándose una auténtica purga de conspiradores sauditas, con asesinatos y derribo de helicópteros incluidos y que forman parte de la venganza patriótica norteamericana contra parte de los creadores del ataque del 11-S.
La última información de Fulford señala que, después de atacar al establishment mediático, Trump va a cargar contra la mafia farmacéutica.

[pro_ad_display_adzone id=119533]

Comments are closed.