Política actual — 6 enero, 2020 at 8:01 pm

Irán ha destruido drones de vigilancia electrónica norteamericana para preparar el camino a ataques contra intereses USA, incluso en territorio norteamericano, sin descartar lo nuclear, según fuentes rusas

by

Como era de esperar, después del asesinato del general iraní Soulemani, entramos en semanas de máximo peligro de confrontación NUCLEAR.
El vigente informe de Sorcha Faal nos retrotrae al mes de mayo, cuando el coronel Peter Bonetti se hace cargo de la división 90 de misiles, de la Base Aérea Francis Warren en Wyoming, tras la desaparición de 60 cajas con material nuclear, que motivaron una inspección en un contratista del Ministerio de Defensa en Colorado, sin resultado alguno.
Hace apenas unas semanas se empezaron a ver flotillas de drones sobre los cielos precisamente de Colorado y Nebraska, lo que ha motivado que el ministerio de defensa norteamericano avisara a un escuadrón especializado en vigilancia electrónica y detección de drones, situado en una base en Kenia, llamada Camp Simba.
Precisamente ese lugar ha sido atacado el pasado día 5 de enero, llevándose por delante seis sofisticadísimos aparatos de vigilancia, aparatos cuya principal misión era vigilar los posibles atentados aéreos a los barcos que transitan por el estrecho de Ormuz, especialmente, por razones obvias, los buques norteamericanos de guerra.
En definitiva, dado que este ataque se ha producido 48 horas después del asesinato del General Souleimani por parte de Estados Unidos, el informe de la inteligencia rusa perfila que Irán está preparando el camino para un ataque con drones contra intereses de Estados Unidos, incluso en propio territorio norteamericano, y que podría incluir el uso de armas nucleares.
Tan crítica es la situación que Putin se va a entrevistar con el presidente turco Erdogan el próximo 8 de enero y con Ángela Merkel, tres días después, 11 de enero, para tratar de evitar la confrontación nuclear. Putin ha ordenado la destrucción de sus misiles más letales, conocidos como «Satán», imaginamos que para evitar que les carguen «el muerto», en caso de que se desencadene una confrontación nuclear.
La situación está muy pero que muy complicada.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin