Política actual — 22 mayo, 2020 at 8:23 am

Una parte de la comunidad científica demuestra que los confinamientos no sirvieron para nada; La Administración Trump comienza a impugnar las cifras del CDC

by

La clave para saber si esta situación de confinamiento y pánico va a volver o no es saber, por un lado, si las medidas tomadas fueron acertadas y, consecuentemente, si vamos a seguir haciendo caso a esas mismas autoridades políticas y sanitarias.
Una legión de científicos está levantando la voz para señalar la inutilidad del confinamiento, con un altísimo coste económico y que no ha contribuido a que mueran menos personas (como sabéis, han muerto mayoritariamente por culpa de las recomendaciones de la OMS y por la desatención en las residencias de ancianos). Una epidemióloga de la Universidad de Oxford recuerda el rotundo fracaso de las predicciones del American College (que han servido de guía a la OMS), que pronosticó medio millón de muertos en Reino Unido y dos millones para Estados Unidos, cuando la realidad es que la mortandad asociada al Covid-19 está entre el 0’001 y el 0’1%.
Las propias publicaciones científicas, como The Lancet, se están haciendo eco de las conclusiones de científicos como el sueco Johnan Giesecke (asesor de la OMS, al mismo tiempo) que afirman que «las diferentes respuestas de países europeos han demostrado que el confinamiento no funciona ni protege la vida de los más vulnerables, los ancianos» (que han muerto a millares, confinados en residencias). Algo en lo que coincide con Thomas Meunier, que ha estudiado los resultados de las políticas en Italia, Francia, España y Reino Unido: sin las estrictas medidas policiales el resultado ha sido prácticamente el mismo.
El científico Lyman Stone ha llegado a la conclusión que las supuestas disminuciones de muertos en los países que decretaron el confinamiento no tuvieron que ver con éste, sino que habían comenzado a suceder antes de que se impusieran estas medidas.
De todas estas noticias se desprende que, lejos de haber un consenso, como nos quieren hacer creer los medios, está habiendo un encendido debate en la comunidad científica sobre las medidas impulsadas por la Organización Mundial de la Salud, en medio, como sabéis, de una durísima crisis en la organización.
Dentro de todo este terremoto, Q aportó ayer más datos sobre cómo se han manipulado las cifras en el pasado sobre la gripe, confundiendo las muertes «por gripe», con las muertes «con gripe». Y esto es muy importante, porque desde la Administración Trump se está poniendo en duda las cifras del centro de detección de enfermedades, CDC.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin