Política actual — 4 junio, 2020 at 8:34 am

Q recalca que la rebelión organizada por Soros justifica la toma del poder por parte de los militares, que se encargarán de la caza de los conspiradores

by

Ayer, Q sembró dudas sobre la lealtad del General Mattis, y consecutivamente Trump lo hizo sobre el secretario de Defensa Mark Esper, que, aparentemente, no están apoyando el despliegue del ejército en las calles para detener la sublevación antifa. (Cuesta creer que esto realmente sea así, porque, por otro lado, el propio Q está demostrando que el plan desde un principio consistía en que fuera el ejército el que se impusiera a las agencias «de las tres letras», es decir, FBI, CIA, NSA y FED. Es posible que esta sea una estrategia de desinformación para que el enemigo no sepa cuándo vendrá la reacción).

En este mensaje «re-publicado» deja claro que son los militares quienes se van a encargar de destruir a la cábala oscura.
Por lo demás, Q publicó una foto de Trump enarbolando la biblia (en su visita a la iglesia atacada durante los disturbios), bajo el lema «Dios vence», lo que deja bien claro que esta es una batalla contra el Mal, con mayúsculas.
En otro orden de cosas, los principales implicados en la conspiración para espiar al presidente de Estados Unidos se están echando la culpa entre ellos: Rosenstein, McCabe y Comey están declarando en contra de los restantes.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin