Política actual — 17 octubre, 2020 at 8:07 am

by

El informe publicado ayer en la web Whatdoeitmean es extraño por la -aparente- desconexión de las noticias que en él se reportan, por lo que habrá que sospechar si, en el fondo, están conectadas.
Juntamente con la confirmación de que el hijo de Joe Biden es un pederasta y que el FBI tenía pleno conocimiento del contenido del ordenador, se da cuenta de una gigantesca operación internacional dirigida por la Interpol europea contra el lavado de dinero, con centro en Portugal y Estados Unidos, en la que han participado 16 países, entre ellos, España (Cataluña, más específicamente), y hay al menos un millonario detenido: el presidente del fondo de inversión «Vista». Lo curioso del caso es que esta organización criminal (o el operativo de Interpol encargado de llevarlo a cabo) se ha nombrado como QQAAZZ, lo que me lleva a pensar si no estarán queriendo decir «Q: de la A a la Z», porque no se aclara de dónde provenía el dinero que estas organizaciones lavaban. En otras palabras: que este asunto nos lleve a la demolición de toda la trama del tráfico de personas.
El hecho de que se dé cuenta de ello en la misma noticia que las perversiones sexuales de Hunter Biden, de quién ahora se sabe que estaba envuelto en una red de tráfico de personas, procedente de Ucrania, me invita a sospechar si ambas cuestiones no estarán conectadas.
Como complemento de todo ello, os comparto una curiosísima fotografía en la que se ve al abogado de Trump, Giuliani, con el millonario chino al que intentó comprar Hunter Biden. Reflejados por un espejo, aparecen en la misma imagen Steve Bannon y la científica china disidente que ha denunciado la creación del SARS Cov-2 por parte de China, dejando claro que están actuando coordinadamente.

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin