Política actual — 16 julio, 2016 at 10:01 am

Bandar Bin Sultan, hombre fuerte de Arabia Saudita, organizador de los atentados del 11-S, de acuerdo al informe de la comisión (desclasificado, en exclusiva de Rafapal.com)

by
Bandar Bin Sultan, criminal de guerra, buscado por el ejército de los Estados Unidos.

El mismo día en que el Congreso USA publicaba las 28 páginas anteriormente censuradas del informe de la comisión que analizó quién ordenó cometer los atentados del 11-S, se producía el fallido golpe de estado en Turquía. No se puede despreciar la posibilidad de que, en realidad, haya sido un autogolpe para desviar la atención de este importantísimo documento que os ofrezco en exclusiva más abajo o desde este link.
Porque, como esperábamos, las docenas de testimonios recopilados por el FBI y la CIA que se citan en este informe apuntan desde la primera línea a organizaciones y personas físicas de la familia real saudita como financiadores y controladores de los supuestos terroristas que tumbaron las torres (siempre que demos por válida la hipótesis de los aviones aunque, de cualquier modo, el hecho de que quisiera atentar ya es delito).
Seguidamente podréis leer en su totalidad el informe, con muchos nombres desconocidos para casi todos, pero de los que destaco dos que sí tocan de lleno al actual gobierno saudita.
1-El entonces embajador en Estados Unidos, ex jefe de los servicios secretos y actual jefe del consejo de seguridad del reino saudita, Príncipe Bandar Bin Sultan, cuya mujer aparece como quien envió entre 50.000 y 60.000 dólares mensuales a uno de los terroristas.
2-El Príncipe Abdulaziz Bin Fah, hijo pequeño del rey Fahd, famoso por haberse construido La Alhambra en Riad y por sus orgías homosexuales.
Como digo, en estas 28 páginas se nombran muchas personas de la casa Real y organizaciones «caritativas» wahabitas relacionadas con la embajada saudita en Estados Unidos lo que no deja duda alguna de que el reino arábigo atacó a su aliado norteamericano el día 11 de septiembre del 2001.
Con estos mimbres, el ejército de los Estados Unidos está obligado moralmente a invadir ese país: ¿no invadió Afganistán e Irak con el argumento (falso) de que habían participado en los atentados?
Pues eso: la pelota está en el tejado de los militares USA.

PD: La política de utilizar a la esposa o familiares, para cometer delitos fiscales y terroristas es práctica común en estos círculos iluminati, bajo el concepto de «testaferros».

Las 28 páginas censuradas del informe de la comisión del 11-S by rafapal on Scribd

Compartir noticia:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin